La pedanía murciana celebró ayer el gran desfile de Carnaval, con la participación de cientos de personas en sus comparsas y carrozas. Beniaján, que se prepara para que su Carnaval consiga la Declaración de Interés Turístico Regional vivió una verdadera explosión de color, música y fantasía en las mútiples propuestas que hicieron el recorrido del desfile. El Lago de los Cisnes y los animales de la selva fueron algunas de las temáticas que pudieron verse.