24 de febrero de 2019
24.02.2019
Holi Life

Viento de colores en Cabezo de Torres

Más de 6.000 personas, la mayoría jóvenes, participan en la quinta edición de la carrera Holi Life en la pedanía murciana

23.02.2019 | 22:30
Viento de colores en Cabezo de Torres
Viento de colores en Cabezo de Torres
Viento de colores en Cabezo de Torres

Es una de las carreras más multitudinarias de la Región. Unas 6.000 personas tomaron ayer la línea de salida. Pero estos corredores no se habían preparado durante meses para competir ni vestían sofisticadas equipaciones deportivas. Ataviados con tutús de colores y diademas de flores, los participantes en la quinta Holi Life tomaron la pedanía de Cabezo de Torres, en un recorrido de 5 kilómetros en el que, como en años anteriores, se había dispuesto cada 1.000 metros un punto en el que los voluntarios del evento lanzaban polvo de distintos colores. Rosa, azul, rojo... un color por kilómetro.

Pero las camisetas blancas que incluía cada inscripción dejaron este color impoluto mucho antes de que arrancara la marcha. Y es que, la fiesta comenzó unas dos horas antes en la zona Holi Land, una de las novedades de este año que incluía varios stands de actividades para animar la tarde. Otra de las novedades era el horario: este año, la carrera de colores se ha trasladado a la tarde, con una fiesta que se extendió hasta la noche.

Mucho antes de las seis de la tarde, hora prevista de salida de la carrera que finalmente se retrasó media hora, miles de jóvenes abarrotaban el escenario anexo a la salida de la carrera, provistos no solo de sus dorsales sino, también, de ganas de pasarlo bien. Bailaban animados por la música, compartían fotos y vídeos en sus redes sociales y lanzaban al aire las características partículas. El leve viento que recorría Cabezo de Torres propiciaba que el color se extendiera entre la multitud y bastaban unos minutos para acabar convertido en una especie de arcoíris humano. Cabello, cuerpo, ropa, aire, aceras... todo era color ayer en Cabezo de Torres.

La Holi Life es una fiesta no solo para los participantes, también para los entregados voluntarios. Muchos de ellos, como Elena, de 15 años, han asistido en otras ediciones como corredores. «Es diferente, pero en ambas situaciones lo he pasado muy bien», asegura.

La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá; el director general de Juventud, Fran Sánchez; y la concejala de Infraestructuras, Rebeca Pérez, no quisieron perderse este evento concebido por ambas administraciones como «una alternativa de ocio saludable». Una fiesta que llenó de alegría y juventud Cabezo de Torres. El viento, ayer, soplaba de colores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook