22 de febrero de 2019
22.02.2019
Municipal

El imputado Alberto Guerra aspira a una plaza de letrado asesor en Urbamusa

El exdirector de la Gerencia de Urbanismo, uno de los nueve preseleccionados para este puesto, continúa investigado en el Umbra por prevaricación, malversación de caudales públicos y cohecho

22.02.2019 | 04:00
Alberto Guerra (i), junto a un abogado, a la salida de la Ciudad de la Justicia de Murcia hace unos años.

Alberto Guerra, exdirector de la Gerencia de Urbanismo de Murcia e imputado en el caso Umbra, es uno de los nueve candidatos a conseguir una plaza de letrado asesor en la urbanizadora municipal, Urbamusa, la empresa pública del Ayuntamiento que se encarga de la gestión de los proyectos urbanísticos.

Con fecha de 11 de febrero, la promotora hacía público el listado de admitidos y excluidos en el proceso de selección de personal en régimen laboral de un letrado asesor. Cuatro personas de las que aspiraban se quedaban, en aquel momento, fuera de la carrera. En el listado definitivo aparece el nombre completo y DNI de Alberto Guerra Tschuschke, investigado por prevaricación, negociaciones prohibidas a los funcionarios, malversación de caudales públicos y cohecho.

En concreto, se le investiga en la pieza separada 'Teatro Circo', que se desgajó hace dos años del Umbra. Se trata de esclarecer qué pasó con la adquisión de una parcela, al parecer a mitad de precio, por Guerra, que la habría comprado a una inmobiliaria sobre la que, casualmente, él mismo estaba tramitando un expediente urbanístico.

Presuntamente, pagó 90.000 euros por un solar de mil metros cuadrados en una urbanización de Molina de Segura.

Alberto Guerra pidió al juez en su momento que lo exculpase. El tribunal no aceptó su petición.

En las bases del proceso, hechas públicas por Urbamusa, se detalla que «las funciones a desarrollar por el asesor jurídico serán, entre otras: asesoramiento jurídico en Derecho administrativo, régimen local, Derecho urbanístico, procesos de planeamiento, gestión y disciplina, régimen de contratación del sector público, gestión de patrimonios de suelo, derecho societario, régimen jurídico de empresas públicas, gestión económica y presupuestaria». La jornada laboral, a tiempo completo. El sueldo, 53.000 euros brutos anuales.

A la hora de elegir a quien se quedaré con el puesto, la urbanizadora municipal señala que habrá un tribunal «designado por la dirección de Urbamusa, ajustándose a los principios de imparcialidad y profesionalidad de sus miembros», el cual «estará integrado por tres miembros, de los cuales uno ejercerá la presidencia y dos serán vocales».

Sobre este asunto, desde el Ayuntamiento de Murcia hicieron hincapié en que «cualquier persona que cumpla los requisitos puede presentarse a los procesos selectivos convocados en libre concurrencia».

En los requisitos de los aspirantes pone que han de ser mayores de edad y licenciados universitarios, y han de contar con «una experiencia acreditada de al menos ocho años en el ejercicio profesional o como asesor jurídico en el ámbito de las funciones a desempeñar».

También se concreta que el elegido no puede «padecer defecto o enfermedad que impida el desempeño de las funciones objeto del puesto convocado».

No se precisa en ningún momento que los candidatos no puedan estar imputados en un procedimiento judicial por temas de corrupción urbanística.

El siguiente paso del proceso es el concurso de méritos, y luego ya viene la entrevista personal, que es la última fase. Y lo que más cuenta. «Se valorará la actitud y aptitudes del aspirante, su trayectoria académica y profesional», así como «su motivación para el desempeño y la capacidad de expresión». El documento está colgado en la web de Urbamusa y ahí puede consultarse por todo aquel que quiera hacerlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook