30 de enero de 2019
30.01.2019
La Opinión de Murcia
Laboral

El Ayuntamiento no paraliza la superoferta de empleo público a pesar de los contenciosos

Las oposiciones, que prevén crear casi 700 plazas, siguen adelante pese a los tres recursos de dos opositoras y la asociación Interlab

30.01.2019 | 04:00
Colas en el Registro del Ayuntamiento en el último día para inscribirse a la Oferta de Empleo Público, en diciembre del año pasado

Los servicios jurídicos defienden la legalidad de las bases.

La mayor oposición de la historia del Ayuntamiento de Murcia seguirá adelante a pesar de los frentes judiciales abiertos. Así lo confirmaba ayer el concejal de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano, José Guillén, quien señalaba que el proceso «continúa con normalidad, no se paraliza en ningún momento». El edil descarta que los litigios afecten a la hoja de ruta de las oposiciones, que sólo podrían ser anuladas por la orden de un juez.

La Oferta de Empleo Público (OPE), correspondiente al año 2015, que prevé crear casi 700 plazas de acceso libre y a la que se han presentado 40.000 personas, arrastra al menos tres recursos interpuestos por la vía contenciosa–administrativa. Así daba cuenta de uno de ellos el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), que recogía este lunes que dos opositoras habían presentado un recurso contencioso-administrativo sobre la modificación de las bases legales de la oposición, al considerar que la consolidación de plazas ha incumplido los derechos fundamentales.

Además, la Asociación de Trabajadores Interinos, Laborales y Temporales del Ayuntamiento de Murcia' (Interlab) presentó dos recursos por la vía contencioso-administrativa reclamando que esta oferta de empleo público había caducado al rebasar el límite de tres años establecido en el artículo 70.1 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), según informó eldiario.es.

En concreto, Interlab interpuso dos recursos del mismo tipo (uno contra las bases de personal laboral y otro contra las bases de funcionario interino), según detallaron desde la asociación. El recurso contra las bases del personal laboral está a la espera del juicio, mientras que el otro se encuentra pendiente de la sentencia.

Desde Interlab sostienen que «hay más recursos contenciosos interpuestos contra dichas bases por otros afectados». El propio Consistorio reconocía en la Junta de Gobierno local del 7 de diciembre de 2018 su «personación, como demandados», ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 7 de Murcia por las bases generales de la convocatoria de la OPE de 2015.

El edil Guillén considera que «los contenciosos son algo habitual que entran dentro de la normalidad de un sistema de garantías» y aduce que «cualquier persona que interpreta las cosas de manera distinta a como se han hecho puede y suele presentar este tipo de recursos».

Preguntados por este diario, los servicios jurídicos señalan que «las bases cumplen de manera rigurosa y estricta la legalidad». Exponen que las bases «han sido elaboradas por los técnicos municipales del servicio de Personal del Ayuntamiento y tienen el informe favorable de los servicios jurídicos municipales». Y agregan: «Están negociadas y aprobadas por unanimidad por todos los sindicatos con representación en la mesa de negociación del Ayuntamiento de Murcia».

Somos advierte de los "riesgos" de la convocatoria

Somos Sindicalistas advierte de los riesgos de que se convoquen las oposiciones con «tantos» procesos judiciales abiertos y con «irregularidades que pueden suponer la nulidad de los procesos». Así lo considera Armando Plaza, el delgado de este sindicato, que sostiene que «es una grave irresponsabilidad» lanzar esta oferta ya que el peligro, avisa, es que «si llegan a declarar nulas las bases y se suspendiera el proceso, podría ocurrir como en otras partes de España: funcionarios nombrados, volviendo para casa». Este sindicato ha denunciado en varias ocasiones que la OPE podría dejar en la calle a casi 300 personas que hay en la plantilla municipal y que corresponden a los antiguos puestos de colaboración social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook