25 de diciembre de 2018
25.12.2018
Navidad

Cinco niños para un Belén

Media decena de pequeños, de entre uno y tres meses de vida, encarnan este año a Jesús en el tradicional Nacimiento de la pedanía de El Raal

25.12.2018 | 20:11
Cinco niños para un Belén
Los protagonistas del Nacimiento son Jesús y sus padres.

Los padres de los bebés también se van turnando para meterse en el papel de San José y la Virgen María

Señoras que hacen ganchillo, criaturas angelicales, un río de esperanza y hasta animales vivos: gallos lustrosos y, cómo no, la mula y el buey que, según el Nuevo Testamento, dieron calor al Mesías cuando vino al mundo.

Como cada año, el Belén viviente de El Raal era inaugurado hoy, Navidad. Estará abierto también mañana, día 26, y así hasta Reyes. Se trata de una iniciativa de la Asociación de Belenistas de El Raal en la que se implican con mucho cariño los vecinos de la población. El montaje está emplazado en la Vereda de la Torre de la citada población, como es habitual cada año.

Manolita Villagordo, una de las coordinadoras del Belén, explicó a LA OPINIÓN que hay cinco bebés para encarnar al Niño. Tienen entre uno y tres meses de vida, y ninguno de ellos pasa más de una hora en el papel de Jesús, comentó la mujer. «Se van cambiando», destacó, a lo que añadió que los padres de cada uno de los pequeños se van metiendo también en la piel de San José y la Virgen María, para estar cerca de su hijo en el gran Nacimiento humano.

En cuanto a cuánta gente se espera que pase este año por El Raal, Manolita Villagordo dijo que se esperan unas 10.000 personas, «mucha gente».

Alrededor, una mujer borda en un bastidor. También hay personas haciendo castañas. Una señora pone unos buñuelos en la lumbre. Todo es auténtico. Y además, señaló Villagordo, se va a hacer pan casero, «que se va repartiendo» entre los presentes.

Participan grandes y pequeños. Dos niños, de hecho, se metían en el papel de soldados romanos. En otras partes, el Nacimiento es más una barraca huertana que lo que era Belén en tiempos del emperador Augusto. Tinajas, pastorcillos que juegan a la comba, flores de Pascua... flanquean al Mesías.

El Día de Reyes, el Belén se puede visitar de once de la mañana a una de la tarde y de cuatro de la tarde a siete, que cerrará hasta el año que viene. Mañana, miércoles, se abre solo por la tarde, tres horas, de cuatro a siete, al igual que el resto de días no festivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook