15 de noviembre de 2018
15.11.2018
Jardines

Podan los ficus de la Glorieta para garantizar la seguridad de los viandantes

Los técnicos revisan los ejemplares de más de 20 metros

15.11.2018 | 10:43
Operarios trabajando en uno de los ficus de la Glorieta

El Ayuntamiento de Murcia, a través de la Concejalía de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano que dirige José Guillén, sigue realizando de forma constante y controlada la revisión a fondo de los más de 600 ejemplares singulares que hay en el municipio de Murcia.
 
En este caso, se han realizado tareas de poda y revisión en los ficus situados en La Glorieta. Con esta acción se pretende que los ejemplares de más de 20 metros, que también han sido revisados, mantengan una forma uniforme y estética, a la vez que se garantiza la seguridad de peatones y vehículos que circulan debajo de ellos.
 
"Trabajamos para mantener las zonas verdes del municipio en perfectas condiciones y con un potente atractivo visual, pretendemos que los murcianos disfruten de los parques y jardines" ha destacado José Guillén, que remarca que "todos estos trabajos que llevamos a cabo garantizan la seguridad de los vecinos que es siempre nuestra prioridad".
 
Para llevar a cabo las tareas de poda superficial se está empleando un cesto de más de 30 metros y cuatro operarios, que se han encargado de señalizar y evitar cualquier posible problema durante esta poda. Estas tareas se han realizado también contando con todas las medidas de seguridad para  los operarios que realizan estos trabajos.

Este tipo de actuaciones y revisiones son frecuentes en zonas de paso como son La Glorieta, el Cuartel de Artillería o el Jardín de Floridablanca, donde hay árboles de gran porte. Precisamente en Floridablanca cayó el pasado mes de septiembre una gran rama que se desprendió de una jacaranda del jardín, sin causar daños personales ni materiales de importancia. La rama cayó junto a dos señoras que no requirieron asistencia y dos vehículos se vieron levemente afectados.

Precisamente el jardín estaba cerrado unos días para someter a los ejemplares a una revisión programada, dentro de los trabajos ordinarios de mantenimiento de los parques y jardines que lleva a cabo el Ayuntamiento. La Policía Local recibió una llamada a las 21,36 horas informando de la caída de la rama, que fue rápidamente retirada por los servicios municipales policia, bomberos y técnicos de Parques y Jardines que se personaron inmediatamente en la zona.

Coincide también que el suceso se ha producido tras una nueva alerta amarilla que de forma habitual obliga también a cerrar el Jardín. Sin embargo, estas revisiones en curso desde el lunes forman parte del dispositivo ordinario programado dentro de las dos grandes revisiones anuales a las que se somete el jardín y aún se prolongará unos días más, con la participación de especialistas externos y técnicos municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook