23 de octubre de 2018
23.10.2018
La Opinión de Murcia
Sucesos

"Madre mía, qué pasará por la cabeza de esta criatura"

La joven que pasó dos horas encaramada a un edificio en Espinardo baja por sus propios medios, tras hablar con un negociador y dos psicólogos

23.10.2018 | 18:22
"Madre mía, qué pasará por la cabeza de esta criatura"
"Madre mía, qué pasará por la cabeza de esta criatura"

Una chica de alrededor de 20 años de edad, según testigos (otros sostienen que es menor de edad) se encaramaba esta tarde a un edificio abandonado en obras de la localidad de Espinardo, en Murcia, y amenazaba con tirarse al vacío.

La joven, que permaneció durante dos horas sentada a una altura de un piso número 13, finalmente bajó por sus propios medios. Dos psicólogos y un negociador de la Policía Nacional han acudido al lugar, a hablar con la chica y tratar de disuadirla. Sobre las tres y media de la tarde, una persona que pasaba por la calle llamó al 112 para avisar de que había una joven subida al inmueble.

El lugar es una estructura abandonada, al lado de la Torre Godoy y del tanatorio de Jesús.

Al lugar se movilizaron agentes de la Policía Local de Murcia, así como de Protección Civil y también Bomberos de Murcia.

Numerosos viandantes y personas que estaban en el tanatorio colindante se pararon a ver qué pasaba. "Madre mía, qué desgracia tan grande tiene que pasársele por la cabeza a esta criatura para subirse ahí", comentaba una señora.

Finalmente, la chica optaba por bajar, ilesa. Al pie de la torre la esperaban sanitarios, para atenderla in situ y trasladarla en ambulancia a que la viesen profesionales de la salud mental, para tratar de ayudarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook