22 de octubre de 2018
22.10.2018
La Opinión de Murcia
Universidad

El tirón del 'big data' eleva dos puntos la nota de corte en Matemáticas en un año

Ha superado el 10, mientras que el doble grado con Ingeniería Informática ha estado a punto de alcanzar a la de Medicina, que es la más alta, llegando al 12

21.10.2018 | 18:46
Los estudiantes de la UMU se han decantado este curso más por las materias científicas y tecnológicas

El decano reconoce que es una subida «espectacular» que se puede explicar por la gran demanda de multinacionales y de consultoras.

Pocas veces se ha visto en la Universidad de Murcia (UMU) que una nota de corte se incremente tanto en sólo un año. Este curso ha ocurrido con el grado de Matemáticas y el doble grado de Matemáticas e Ingeniería Informática, lo que se ha producido gracias al tirón de la demanda laboral de multinacionales de tecnología y consultoras que necesitan expertos en 'big data' (un término que describe el gran volumen de datos que inundan los negocios cada día).

La lista de las notas de corte para estudios de grado para 2018/2019 de la UMU recoge que el último alumno que consiguió plaza en Matemáticas lo hizo con un 10.034 en la preinscripción de julio. En el doble grado alcanzó los 12.061 en el mismo mes. Es decir, que esta carrera también se completó en verano.

El aumento ha sido tan «espectacular y sorprendente» que ha estado a punto de superar la nota de corte de Medicina, la carrera que siempre ha tenido la más alta. Este curso ha cerrado con 12.605 puntos en julio. «Y en las primeras listas de julio el doble grado tuvo una décima más», comenta el decano de Matemáticas, Pascual Lucas Saorín.

Para el decano, la salida laboral ha atraído a más estudiantes a estas materias, «alumnos brillantes de Ciencias en Bachillerato que buscan un buen empleo; y estas carreras están teniendo en los últimos años muy buena publicidad». De hecho, las notas de corte han estado subiendo desde los tres últimos cursos.

Sin embargo, Lucas destaca que son estudios muy duros y exigentes, por lo que no encajan en todos los estudiantes que se matriculan. De hecho, la tasa de éxito está en el 30% (unos 20 alumnos). «Hasta lograr esa salida laboral deseada hay una travesía dura y de esfuerzo».

Ambos grados ofrecen cada curso 30 plazas, que tampoco suelen acabar en los cuatro o cinco años del plan de estudios. Por sexos, el 65% las ocupan chicos y el 35% restante chicas.

La mayor demanda de estos estudios es una tendencia generalizada en el resto de las universidades españolas. «En mayo tuvimos una conferencia de decanos de Matemáticas, donde comprobamos la mayor demanda, pero también un problema: que los alumnos están dejando de lado la salida laboral docente para Secundaria, ya no es una salida atractiva; faltan matemáticos para dar clases, por lo que estas materias se cubren con biólogos, ingenieros, físicos...», advierte el decano murciano.

Otros de los grados que han 'recuperado' nota han sido Ciencia y Tecnología de los Alimentos (3 puntos, quedándose en 8.29) y Psicología (casi dos más, alcanzando los 9.29).

Menos a Humanidades

Los estudios que se incluyen en las denominadas carreras Stem (ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas) están 'escalando puestos' frente a las que se engloban en las llamadas Humanidades.

El decano de Letras, Pascual Cantos, explica que se está produciendo «el vuelco» que hace unos años hubo en Europa y en Estados Unidos, aunque advierte de que «en esos países ya están volviendo hacia las Humanidades».

En el caso de la Universidad de Murcia, la nota de corte que mayor descenso ha tenido ha sido la del grado de Traducción e Interpretación en lengua francesa, que se ha quedado en un 5.899 en la fase de septiembre (frente al 11.03 del curso pasado).

«Una explicación puede estar en el hecho de que hemos ampliado el número de plazas, pasando de 90 a 100 en ambos estudios (65 para inglés y 35 para francés)», indica, añadiendo que la rama inglesa se completó en julio mientras que la francesa lo ha hecho en septiembre.

«Y puede que haya tenido algo que ver también que este curso la UCAM haya ofrecido el grado de Traducción y alumnos de inglés que no han podido entrar en la UMU se hayan ido a la privada en lugar de hacer la rama de Francés y luego intentar pasarse a inglés, lo que en anteriores ocasiones había mantenido alta la nota de corte», aventuró Cantos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook