15 de octubre de 2018
15.10.2018
La Opinión de Murcia
Efectivos

Los bomberos acumulan ya diez meses de retraso en el cobro de sus horas extra

La tardanza a la hora de aprobar los Presupuestos Municipales ha impedido al Consistorio afrontar estos pagos

14.10.2018 | 21:37
Un bombero interviene en la extinción de un incendio.

Con las cuentas ya operativas, SIME espera que el abono se efectúe próximamente.

Los bomberos de Murcia no han cobrado las horas extra que han realizado en lo que va de año. Algo que arrastran «desde hace años» y que este 2018 viene causado por el retraso en la aprobación de los Presupuestos Municipales.

Y es que, al no estar «operativas» las cuentas del Ayuntamiento hasta este mismo mes de octubre (fueron aprobadas el pasado día 4), desde Personal no se ha podido hacer el pago de estas horas que han realizado los miembros del cuerpo de bomberos. El año pasado, recuerdan desde el sindicato SIME, hubo que hacer una partida extraordinaria en el presupuesto para poder afrontar estos pagos. Así, las horas extraordinarias de 2017 se liquidaron en julio de este 2018, y las de 2018 aún están pendientes de abonar.

En esta misma línea se expresan desde el Consistorio, donde aseguran que la consignación presupuestaria de 2017 para gastos de personal era inferior a la de este año. «Hasta ahora no se ha contado con el Presupuesto de este año ejecutivo, sino que el Ayuntamiento ha venido funcionando con los presupuestos prorrogados del ejercicio anterior», recuerdan. Ahora, aprobadas ya las cuentas, «se pagarán estas retribuciones».

Desde el sindicato municipal se muestran confiados en que el pago de las horas acumuladas hasta la fecha se efectuará próximamente. «Una vez que el Presupuesto Municipal está aprobado y es operativo, esperamos que se nos liquide conforme a lo que está establecido», apuntan. Y es que, un acuerdo de Pleno señala que las horas extra se deben cobrar «a mes vencido».

Hay una partida presupuestaria destinada a este concepto, por lo que no se contemplan otras opciones de pago, como pudiera ser a través de días libres. «No existe esta opción», remarcan desde el SIME.

Un «problema» de plantilla

El sindicato lamenta que desde 2005 no hay incorpoaraciones en la plantilla, que «se ha quedado envejecida y muy deficiente en el número de efectivos». Por ello, para cubrir los servicios que demanda la ciudadanía, «tenemos que recurrir en muchas ocasiones a personal que está libre de servicio en esos momentos».

En la actualidad, esta plantilla está compuesta por alrededor de 160 efectivos, de los cuales solo 86 son bomberos.

«Bomberos, cabos y conductores, que son los profesionales que trabajan directamente, son las categorías profesionales más mermadas dentro del cuerpo, junto con los operadores de sala», lamentan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas