29 de septiembre de 2018
29.09.2018
Remodelación

Murcia se asoma al río

La Junta de Gobierno da luz verde a la construcción de un parque arbolado de cuatro mil metros cuadrados con terrazas sobre el Segura y un acceso peatonal a la mota junto al Puente de Hierro

28.09.2018 | 20:29
Murcia se asoma al río

La capital del Segura podrá disfrutar de su río a partir del año que viene. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia aprobaba en el día de ayer el proyecto 'Terrazas del Río', una remodelación que afectará a la mota junto al Puente de Hierro y que comprenderá la construcción de un parque arbolado de más de cuatro mil metros cuadrados y la creación de una zona de ocio con acceso peatonal al propio río Segura.

El proyecto, que contará con un presupuesto que rondará los cuatro millones de euros, implicará la demolición del muro que protege a la ciudad del cauce del propio río, y que da hacia la margen izquierda del mismo.

El Ayuntamiento de Murcia tuvo que esperar para poder llevar a cabo la aprobación del proyecto a que la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) diera su visto bueno para llevar a cabo dichas reformas. Las obras, que deberán efectuarse en el plazo de un año, consistirán en la construcción de una pendiente suave que permitirá la máxima accesibilidad de los visitantes hacia el río, la bajada de embarcaciones, bicicletas y piragüistas, o simplemente para el paseo junto al cauce.

Además, esa gran zona arbolada será inundable con las crecidas y acogerá la proyección de eventos de todo tipo, como por ejemplo espectáculos infantiles, conciertos o cine de verano.

El Consistorio quiso presentar con una representación audiovisual el nuevo proyecto municipal, que dará acceso al río Segura desde el Jardín Chino con unas terrazas escalonadas que terminarán en una explanada de arena similar a la de una playa.

Dichas terrazas, voladas sobre el cauce del río, se proyectarán en zonas de estancia y observación del río junto a un kiosco bar que dote de restauración a esa zona. Los pilares y muros que sustentarán dichas terrazas se asemejarán a un cañaveral, el cual se integrará junto a los troncos de las palmeras en el paisaje fluvial y se prolongarán sobre ellas sujetando una especie de grandes 'sombrillas' traslúcidas de metacrilato.

Esta área, de unos seiscientos metros cuadrados, se ubicará sobre la franja de muro a demoler para generar así una nueva zona de ocio y recreativa que el Ayuntamiento de Murcia pretende convertir en un futuro referente en el paisaje urbano, y que llegue a ser una de las piedras angulares del proyecto global 'Murcia Río'.

El objetivo de estas obras pasa, según el Ayuntamiento, por recuperar la relación histórica que mantuvieron la ciudad y el río Segura en el pasado, devolviéndole el protagonismo que con los años ha ido perdiendo y que ahora se pretende recuperar con proyectos de esta índole. Fue especialmente a mediados del siglo pasado cuando se trastocó ese vínculo, a raíz del encauzamiento a su paso por el casco urbano para evitar inundaciones, lo que conllevó el confinamiento de la lámina de agua entre los dos muros de mampostería que hoy configuran su imagen urbana.

Junto al proyecto de las terrazas, el Consistorio ya tiene encauzados otros como el nuevo Jardín de las Cuatro Piedras o el carril bici sobre la mota izquierda, y tiene en ejecución el Paseo Fluvial y la Alameda del Malecón. De esto modo, el Ayuntamiento lo tiene claro: Murcia debe mirar hacia su río como así lo hizo en el pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook