22 de septiembre de 2018
22.09.2018
La Opinión de Murcia
Delincuencia

Prisión para la acusada de quemar a otra mujer en La Paz

Permanecerá custodiada en el módulo de presos del Hospital de la Arrixaca hasta que reciba el alta médica

21.09.2018 | 21:23
Dispositivo policial en la Arrixaca el pasado miércoles.

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Murcia, en funciones de guardia, ha ordenado el ingreso en prisión provisional de la acusada de matar a otra mujer tras rociarla con líquido inflamable y prenderle fuego en el barrio murciano de La Paz.

En concreto, se investiga un delito de asesinato. No obstante, la investigada permanecerá custodiada en el módulo de presos del Hospital Virgen de la Arrixaca hasta que reciba el alta, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia.

Se trata de la mujer identificada como M.I.T.O., de 32 años, que ingresó en el Hospital por quemaduras dérmicas parciales de segundo grado en un 6 por ciento de la superficie corporal. El Grupo de Homicidios de la Jefatura de Policía Nacional de Murcia se ha hecho cargo de la investigación.

La víctima, de 38 años, se encontraba herida grave por quemaduras tras sufrir el ataque con combustible pero falleció finalmente este miércoles en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca en el que se encontraba ingresada.

En concreto, la mujer ingresó por quemaduras profundas de segundo y tercer grado en un 70 por ciento de la superficie corporal, se encontraba muy grave y sedada, a cargo conjuntamente de las secciones de Cirugía Plástica y Cuidados Intensivos, hasta que falleció.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 17.50 horas de este martes, cuando una dotación de Policía Local de Murcia fue requerida en la avenida Primero de Mayo por una persona que indicaba que acababan de quemar a su mujer y se encontraba ardiendo, según fuentes del citado Cuerpo. Los agentes solicitaron una ambulancia y unidades de apoyo comprobando que había una mujer con quemaduras en todo el cuerpo. Según los testigos, la agresora, de unos 40 años, y la fallecida, ambas de etnia gitana, tuvieron una riña el pasado sábado en la zona de Atalayas por una bicicleta que le habían regalado al hijo de la víctima, de 17 años y con una minusvalía del 80 por ciento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído