02 de septiembre de 2018
02.09.2018
Entrevista
Investigador en la Escuela de Estudios Árabes 

Julio Navarro Palazón: "Monteagudo es un yacimiento con un gran potencial, pero es el gran olvidado"

"Unos restos íberos tienen un impacto menor en el paisaje que un castillo medieval"

01.09.2018 | 18:53
Julio Navarro Palazón en las ruinas del Castillejo de Monteagudo.

Tras dieciocho años fuera de tierras murcianas, el antiguo director del servicio de arqueología del Ayuntamiento de Murcia vuelve embarcado en una investigación de los restos arqueológicos del Castillejo de Monteagudo.

Muhámmad Ibn Mardanís, conocido como el Rey Lobo, llegó a nuestra Región en 1147 y la gobernó hasta su muerte en 1172. Durante este periodo Murcia fue la capital de su taifa y «tuvo gran proyección internacional». Así lo explica el doctor en historia antigua y arqueología Julio Navarro Palazón. Exdirector del servicio de arqueología del Ayuntamiento de Murcia, ha vuelto tras 18 años de investigación en Granada para el estudio del Castillejo de Monteagudo, algo que él define como «un sueño hecho realidad».

¿Con qué fin nace la excavación?

Esta excavación se hace en el marco de un proyecto de investigación que tiene como objeto de estudio las almunias del occidente musulmán y esta, la almunia de Ibn Mardanís, era una de las grandes fincas del siglo XII.

¿Esta almunia tiene algo en especial?

Al ser una almunia vinculada al emir, cumplía también todo tipo de papeles protocolarios en las relaciones con las embajadas que venían a Murcia y a todo tipo de personas que se vinculaban con este emir.

¿Qué avances se han hecho hasta ahora?

En un principio, hemos optado más por conocer superficialmente las estructuras que de alguna manera emergían y estaban tapadas por la vegetación o tierra. Hemos hecho más un trabajo de limpieza e identificación de estructura que un trabajo de sondeos.

¿Esperáis encontrar algún objeto en especial ?

Una excavación siempre te puede dar el hallazgo de algo excepcional como objeto artístico. Si sale alguno, bienvenido sea. Pero nuestro trabajo no busca esto. Nosotros pretendemos la conquista del dato histórico.

¿Hay en la Región otros yacimientos de Ibn Mardanís?

Sí, Ibn Mardanís era la máxima autoridad de esta taifa e hizo edificios completamente nuevos, como la Fortaleza de la Asomada en el Puerto de la Cadena, pero también modificó otros que ya existían, por ejemplo, el Alcázar Mayor de Murcia, Santa Clara o el Castillo de Monteagudo.

¿Hay algún elementos arquitectónico que lo defina?

Sí, por ejemplo, en el Castillejo de Monteagudo vemos la implantación de un edificio absolutamente regular en un montículo donde es muy difícil hacer esas arquitecturas. Para ello, se creó una solución mediante esquinas entrantes. Esas esquinas las definía a través de dos torres. Eso respecto a la arquitectura medieval es absolutamente nuevo.

¿Cuál era el fin de esta construcción tan compleja?

Reflejar su poder como emir.

¿Es importante el Castillejo de Monteagudo para Murcia?

Considero que en Murcia, el elemento más monumental con una presencia en nuestro paisaje es Monteagudo. Monteagudo es el gran olvidado en la historia. Es un yacimiento con una gran potencialidad. Además, es muy importante para la identidad murciana. Murcia es el reino de Murcia y esa conciencia de reino tiene su origen durante el gobierno de Ibn Mardanís, ya que Murcia tiene una proyección internacional. Lo lógico sería que Murcia reivindicará esta historia a través de la arquitectura que tiene en Monteagudo.

¿Se investiga lo suficiente en arqueología en la Región?

Murcia tiene una escuela de arqueología muy importante así como figuras de gran prestigio. El problema es que faltan recursos, por tanto, nuestros trabajos de investigación se tienen que limitar a lo que tenemos.

¿El Ayuntamiento está invirtiendo la suficiente?

Nunca se podría decir que es suficiente, lo que sí puedo decir es que he visto una voluntad decidida de apoyar este proyecto. La reacción que ha tenido el Ayuntamiento a través de la Concejalía de Pedanías ha sido de apoyo absoluto. Por parte de la junta vecinal ha sido igual. He descubierto un apoyo total al proyecto y para mí eso es importantísimo. Lo que espero es que algún día se pueda firmar un convenio de colaboración en el que se sumen la Comunidad Autónoma e iniciativa privada.

¿Cuál es su opinión acerca de las ruinas de San Esteban?

Es un tema enormemente complejo. Para mí el problema es que ha sido abordado desde la presión política y no se ha dado tiempo a realizar una reflexión por parte de los expertos de si este yacimiento es viable en el tiempo.

¿Cuál es el periodo histórico de Murcia que más patrimonio ha aportado?

Hay que diferenciar entre la arqueología que tiene unos restos más monumentales y la arqueología que ofrece mayor información histórica. Información histórica ofrece toda la arqueología que hagamos, otra cosa es qué arqueología ha dejado unas ruinas de mayor o menor monumentalidad. No cabe duda de que los periodos más recientes siempre han dejado una realidad arquitectónica más visible. Un yacimiento ibero tiene un impacto menor en el paisaje que un castillo medieval.

¿Cómo ha sido volver a Murcia?

Yo nunca me he ido de Murcia, porque he estado constantemente investigando los temas murcianos desde Granada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook