25 de marzo de 2018
25.03.2018
Municipal

Acusan a un pedáneo de Cs de falsificar la factura de los trajes de los Reyes Magos

Diego del Águila, de Rincón de Seca, explica que él ya denunció una vez por amenazas al vocal del PP que ahora lo acusa de falsificación

25.03.2018 | 04:00
Diego del Águila, ayer junto a los trajes de los Reyes, que se conservan en la Alcaldía.

Los trajes que vistieron Melchor, Gaspar y Baltasar, los tres Reyes Magos, en la Cabalgata de 2016 en la pedanía murciana de Rincón de Seca, van a dar mucho que hablar. Y es que la oposición sospecha que el presidente de la Junta Municipal, Diego del Águila, que pertenece a Ciudadanos, puede haber cometido un supuesto delito de falsificación documental, cuando no otros más graves, en relación a las facturas de las vestimentas de Sus Majestades de Oriente.

Y es que el alcalde pedáneo presentó a la Junta Municipal una factura con fecha de 2 de enero de 2016, por valor total de 158,95 euros, por el alquiler de tres disfraces completos para Reyes Magos, que deberían participar en la Cabalgata que el día 5 de dicho año recorrería las calles de la pedanía. Los trajes, según esta factura, habían sido adquiridos en una empresa que tiene su sede en la pedanía de Casillas. La Junta tomó conocimiento y autorizó el pago, que se hizo a través de un cheque al portador, cobrado por el propio presidente de la Junta en la oficina que BMN tenía entonces en la calle Rosario de Rincón de Seca, según un documento que obra en poder de esta Redacción. Hasta aquí, todo normal.

El problema vino tiempo después, cuando la empresa ubicada en Casillas que supuestamente había alquilado los trajes, remitió una carta a la Junta Municipal de Rincón de Seca indicando que la factura en relación a la misma era falsa, pues no se correspondía con el formato que ellos utilizan en sus facturas y que su número (el 35/2016) aparecía como de otro cliente distinto a la institución. Indicaron asimismo que ellos nunca alquilaban trajes, como decía la factura. Solamente los vendían.

El asunto llegó a tratarse en el Pleno de la Junta en enero de 2017, con una pregunta presentada por el portavoz del PP en la pedanía, Pedro José Ruipérez Mompeán, quien advirtió de que se había enterado de que la empresa que supuestamente había alquilado los trajes de los Reyes Magos solamente vendía disfraces, solicitando por tanto al presidente que aclarara si éstos se habían comprado o alquilado.

Diego del Águila señaló en ese momento que los disfraces habían sido adquiridos y que se encontraban guardados en una habitación del centro social de la pedanía, según consta en el acta del pleno del día 26 de enero de 2017, que está en la página web oficial del Ayuntamiento de Murcia.

El pedáneo apuntó también que dichos disfraces eran de tan baja calidad que solo se utilizaron una vez, pues en la Cabalgata de 2017 se pidieron prestados al AMPA del colegio de la pedanía. «Eran barateros, casi de papel y después del desfile del año anterior quedaron casi inservibles», dijo Diego del Águila sobre los disfraces.

Querella anunciada

El pedáneo de Rincón de Seca, Diego del Águila, calificó de «muy fuerte» la acusación que recibe por parte de este vocal del PP en su pedanía, e insistió en que los trajes de los Reyes Magos «se compraron» y los conserva.

Explicó que, si alguien tiene alguna duda sobre la validez de las facturas, debería hablar «con el administrador del Ayuntamiento de Murcia», ya que los documentos de compra de las vestimentas de Sus Majestades «están firmados por él». «Y por mí», añade.

«Los trajes se compraron con toda la legalidad del mundo. No los he pagado yo de mi bolsillo», manifestó Diego del Águila, que recibió ayer a LA OPINIÓN en la sede de la Alcaldía de la población murciana, donde están los trajes.

«Si dicen que es una falsificación, iremos a los tribunales», subrayó el pedáneo, al tiempo que dejó claro que, quienes le acusan, «lo tendrán que demostrar».

En este sentido, anunció que «me voy a querellar, por ir en contra de mi honorabilidad».

A su juicio, lo que está pasando es fruto de una «persecución personalizada contra mí» que lleva a cabo el popular Pedro José Ruipérez Mompeán. El origen, señaló Diego del Águila, es que este hombre tenía aspiraciones de ser el pedáneo y sólo es un vocal del PP. De ahí vendría, consideró el alcalde, su inquina personal contra él.

«Me amenazó por WhatsApp y lo denuncié. Y se admitió a trámite y fuimos a los tribunales», destacó el pedáneo, que antaño también perteneció al PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook