27 de enero de 2018
27.01.2018
Contaminación

Reducirán la emisión de CO2 con placas solares en edificios públicos

La Concejalía de Medio Ambiente realiza un estudio de inmuebles municipales para utilizar energía fotovoltáica como proyecto piloto

26.01.2018 | 20:33
Un vehículo eléctrico municipal se recarga en el punto instalado en la Glorieta de España, frente al Ayuntamiento.

El Ayuntamiento reduce su huella de carbono un 44 por ciento.

La Concejalía de Medio Ambiente se ha propuesto seguir reduciendo la huella de carbono en el municipio de Murcia y para ello ya está diseñando distintas estrategias para poner en marcha en este ejercicio, proyectos entre los que destaca, por ejemplo, la instalación de placas fotovoltáicas en edificios municipales para favorecer el autoconsumo.

El concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro Corchón, que presentó ayer la inscripción del Ayuntamiento de Murcia en el Registro Nacional de Huella de Carbono del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, indicó que para seguir mejorando en los datos sobre emisión de CO2 a la atmósfera se va a realizar un estudio sobre los inmuebles municipales que son susceptibles de la instalación de placas solares como proyecto piloto. Además, los técnicos están elaborando un inventario de todas las calderas de gasóleo para calefacción que hay en los colegios e instalaciones deportivas del municipio para ver aquellas que son susceptibles de ser sustituidas por otras de gas natural o propano, apoyadas por energía solar térmica.

El concejal indica que gracias a todas las medidas y modificaciones que se han ido introduciendo en el consumo de energía eléctrica en las instalaciones municipales, el Ayuntamiento pudo reducir en 2016 un 44 por ciento las emisiones de CO2 respecto al año anterior hasta las 15.700 toneladas, frente a las 28.000 toneladas emitidas un año antes. Estas reducciones se han logrado gracias a la renovación de vehículos municipales por otros híbridos o eléctricos, medidas en los colegios, en las centrales de calefacción, semáforos y viviendas sociales.

La Concejalía, a través de ALEM, se ha fijó como objetivo conseguir una reducción del 8 por ciento de las emisiones hasta 2020, «pero aunque ya se haya superado con creces el objetivo, queremos seguir con él avanzando en la reducción del consumo eléctrico, más allá de la compra de energía limpia», ha subrayado Navarro Corchón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook