04 de octubre de 2017
04.10.2017
La Opinión de Murcia
Trifulca

Porrazos y pedradas en el inicio de las obras del AVE en Santiago El Mayor

Los trabajos de Adif ´encienden´ los ánimos entre los vecinos con una protesta espontánea que acaba con dos vecinos y un policía heridos

04.10.2017 | 04:00
Porrazos y pedradas en el inicio de las obras del AVE en Santiago El Mayor

Dos detenidos por propinar puñetazos a los agentes

A medida que las obras de las pantallas que está montando Adif en la Orilla de la Vía para la Alta Velocidad se van acercando a Santiago El Mayor la tensión va creciendo. Un ejemplo de ello se vivió ayer en el paso a nivel, que se ha convertido en el centro de las concentraciones de la Plataforma ProSoterramiento, y donde los vecinos comprobaron a primera hora de la mañana que algo se estaba ´cociendo´ cuando vieron varios furgones de la Policía Nacional desplegados antes incluso de que amaneciera.

Toda una jornada de protestas para intentar paralizar la construcción del ´muro´ con momentos de tensión y que terminó con tres personas heridas (entre ellas un policía) y dos detenidos por agresiones a los agentes que intentaban impedir a mediodía que los concentrados invadieran las vías del tren.

Pasadas las ocho de la mañana algunos padres que habían cruzado para llevar a sus hijos a los colegios dieron la voz de alarma a los vecinos de que las máquinas estaban trabajando colocando el zócalo de cemento en la pantalla que separará la vía provisional del AVE de las viviendas y comercios y de que la Policía estaba allí custodiando a los trabajadores para evitar incidentes. En ese momento comenzaron a llegar habitantes de la zona y se concentraron a los dos lados del paso a nivel al grito de «No queremos muro» y «Ballesta, el muro en tu puerta», un grupo que pasadas las diez de la mañana ya superaba el centenar de personas.

Sobre esa hora se vivió uno de los primeros momentos de tensión cuando uno de los dos tráiler que había bloqueados en la Orilla de la Vía intentando salir hacia Santiago El Mayor hizo varios amagos de iniciar la marcha con los manifestantes cruzados en la carretera y con su conductor visiblemente enfadado por el bloqueo de la carretera.

Los vecinos se trasladaron entonces al lateral del jardín, junto a las vías, donde acamparon a principios del mes de septiembre, y a su paso se formó un cordón policial con cerca de 40 agentes para impedir que accedieran a la zona de obras. En ese momento los silbatos, cacerolas y botes de pintura o leche infantil sirvieron de instrumento para hacer ruido y acompañar los gritos de protesta de los afectados, entre los que destacaba la voz de Juan, un vecino de unos 50 años de edad, quien muy alterado señaló que «nos han mangoneado y todo por hacerse una foto. ¡Vecinos, no podemos permitirlo!».

Los ánimos se caldearon cerca de las once de la mañana cuando los trabajadores que estaban colocando el zócalo de la pantalla regresaron de almorzar, lo que hizo que numerosos vecinos se abalanzaran sobre las vallas colocadas para impedir su paso y los agentes tuvieran que emplearse a fondo en las tareas de sujeción, lo que les pilló de imprevisto, sin los cascos colocados. En ese momento, desde la zona de atrás de los manifestantes lanzaron sobre los agentes y periodistas dátiles de las palmeras del jardín y algunas piedras, incidente protagonizado, según confirmó la Policía a esta redacción, por varios radicales que acudieron a la protesta para caldear el ambiente.

Estos mismos jóvenes intentaron acceder a la zona de obras, saltándose el cordón policial, por la calle del colegio concertado Gabriel Pérez Cárcel, aunque los agentes rápidamente respondieron a la orden de un superior que a través de walkie les señaló «recuperamos posiciones, no les seguimos el juego». Estos mismos agentes alertaron a los vecinos concentrados de la presencia de radicales y les pidieron que les identifiquen para evitar incidentes en lo que comenzó como una protesta pacífica.

Finalmente, la situación estalló sobre las dos de la tarde en el paso a nivel de Santiago El Mayor cuando dos individuos que participaban en la movilización pegaron varios puñetazos a los agentes de la Policía Nacional. Los agentes respondieron cargando con las porras cuando se vieron rodeados y, tras reducir a los agresores, procedieron a su detención. Según la Delegación del Gobierno, los dos arrestados fueron detenidos por agresión, atentado a la autoridad y amenazas, y fueron trasladados a dependencias policiales, uno de ellos herido y con sangre debido a los golpes propinados por los agentes. Uno de los policías sufrió policontusiones, hematoma en un ojo y cervicalgia.

Este incidente se produjo coincidiendo con la hora de salida de los alumnos de los colegios e institutos cercanos, momento en el que aumentó la tensión entre los manifestantes. Hasta el lugar acudieron durante toda la mañana representantes de los cuatro grupos de la oposición en el Ayuntamiento, así como diputados de PSOE y Podemos, muchos de los cuales fueron increpados y abucheados por los propios vecinos, que les pidieron que presenten una moción de censura contra el alcalde de Murcia, José Ballesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook