25 de marzo de 2017
25.03.2017
Proyecto

Murcia Río echa andar con el primer jardín ´inteligente´

Se trata de la Alameda de las Cuatro Piedras, que integrará la acequia de La Arboleja - Tendrá farolas que se encenderán al detectar a un paseante

25.03.2017 | 04:00
Recreación de la zona verde, en la que se invertirán más de 200.000 euros.

El proyecto estrella del actual alcalde, José Ballesta, para la ciudad de Murcia empieza a tomar forma y ha saltado del papel a la realidad. La junta de gobierno del Ayuntamiento de Murcia aprobó ayer el pliego de condiciones para contratar las obras de construcción del jardín de la Alameda de las Cuatro Piedras, en el Paseo del Malecón, y que es el primero de los jardines que forman parte del proyecto 'Murcia Río'.

De esta forma, se busca poner en valor esta parcela municipal y ofrecerla a los murcianos. El presupuesto asciende a 235.981 euros y las obras tienen un plazo de ejecución de cuatro meses. Lo que se pretende conseguir con estos trabajos es la creación de una comunicación visual y de tránsito entre el Paseo del Malecón y el río Segura, la restauración del paisaje del lugar y la recuperación de una alameda en la ribera. Las obras recuperan la topografía original de la zona empleando la acequia de La Arboleja, que discurre por la parcela, para el riego de las diversas terrazas donde se realizarán gran número de plantaciones de especies autóctonas.

Así, dos grandes espacios centrales estarán destinados a la plantación de ejemplares de morera de las variedades tradicionales de la Huerta (Cristiana, Macocana y Valenciana) sobre la que se extenderá una superficie de albero sevillano, mientras que en la mitad sur, se ha reservado una gran zona destinada a la plantación de una alameda que ayude a recuperar este arbolado de la ribera, eligiendo la variedad autóctona 'Populus Alba' (álamo blanco). Para salvar el desnivel existente entre la parcela y ambos accesos (norte y sur) se han previsto itinerarios peatonales escalonados, junto a las que discurren diversas rampas que aseguran la necesaria accesibilidad a todos los ciudadanos.

Este desnivel, que podría suponer inconvenientes en el diseño, ha sido aprovechado para la plantación de especies florales en terrazas, de tal forma que la diferencia de altura ha quedado integrada dentro del propio diseño del espacio público del nuevo jardín. Además, todo el terreno quedará surcado por camino de pavimentado en aglomerado de color siena para establecer recorridos peatonales, que estará iluminado en horario nocturno. Igualmente, se procederá a la sustitución del pavimento existente en el entorno por un nuevo pavimento de adoquín que invita a los usuarios a pasear por la nueva zona verde. Dentro del proyecto Murcia Smart City, se ha previsto la implantación de sensores que tomarán datos relativos a la temperatura, o la humedad que permitirán decidir si es necesario realizar un riego de la plantación, así como detectar fugas en la red. Asimismo, la red de alumbrado público se gestionará de forma automatizada, lo que permitirá por ejemplo que las luminarias estén apagadas y que, al detectar la presencia de usuarios, de forma automática incremente la intensidad de luz emitida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook