16 de marzo de 2017
16.03.2017
Política

"Caza de brujas" en Podemos

El edil de Ahora Murcia Luis Bermejo acusa a sus dos compañeras de orquestar una campaña contra él por discrepancias en el seno del partido regional

15.03.2017 | 21:26
El concejal de Ahora Murcia Luis Bermejo explicó ayer la situación que ha llevado a sus compañeras a pedir su salida de Emuasa.

La unidad por un proyecto común de regeneración de Ahora Murcia ha saltado por los aires. El concejal del grupo municipal en el Ayuntamiento de Murcia Luis Bermejo denunció ayer estar siendo víctima de «una caza de brujas» y una «campaña de difamación» por parte de las concejalas de su misma formación Alicia Morales y Ángeles Moreno Micol, al tiempo que acusó al partido de estar buscando sólo el beneficio de unos pocos sin respetar el código ético.

Bermejo defendió ayer su posición y aseguró que el partido conocía su participación en dos empresas (Elince Network S.L. y Elecpoint S.A.) en las que también figuran Gaspar de la Peña (consejero de Hidrogea) y el ex jefe de Planeamiento del Ayuntamiento, Joaquín Peñalver, investigado en las tramas urbanísticas de los casos Umbra y Barraca. Por ello mostró en su comparecencia el registro de bienes que aportó en junio de 2015 al tomar posesión de su cargo y en el que se detallaba que ambas sociedades no tenían actividad desde 2003. Desde el grupo municipal Morales y Moreno consideran que en esta situación Bermejo incurre en incompatibilidad, por lo que han solicitado su salida del consejo de administración de Emuasa.

El concejal de Ahora Murcia defendió ante los medios de comunicación y miembros del partido su independencia y afirmó que «nunca he votado en el mismo sentido que la parte privada en el consejo de administración». «He hecho una constante defensa del uso público del agua y de ello hay constancia en las propias votaciones y en los plenos municipales», indica.

Clan de Vistabella

Luis Bermejo consideró que «todo se debe a una campaña sensacionalista del conocido como clan de Vistabella (de postura errejonista y en el que estarían Alicia Morales y Óscar Urralburu) contra aquellos que mostramos una posición contraria a la suya, y que estaban preocupados por los resultados de Vistalegre II». Por lo que anunció que pedirá la dimisión del secretario general de Podemos, Óscar Urralburu, y del secretario del área local, Toni Carrasco, al tiempo que solicitará la apertura de un expediente por «difamación» contra la portavoz de su misma formación, Alicia Morales. Ya que considera que «con personajes de la catadura moral de Óscar y Alicia no se puede avanzar».

El edil de la formación municipal confirmó que seguirá trabajando por los ciudadanos en el Ayuntamiento de Murcia y que si sus compañeros deciden expulsarle de Ahora Murcia lo hará como concejal no adscrito, ya que desde Podemos «Antonio Urbina me ha animado a que siga en mi puesto». Al tiempo que anunció que desde el partido regional se va a revisar la relación que existe entre Podemos y el grupo municipal porque «el proyecto de Podemos no es el proyecto de Ahora Murcia», dijo.

Desde el grupo municipal Ahora Murcia mantuvieron ayer su postura y señalaron que en el comportamiento de Bermejo «concurren circunstancias que son incompatibles con los principios éticos de Ahora Murcia y con su acción política, de lucha contra la corrupción y contra las tramas empresariales y clientelares, así como de exigencia de transparencia, buen gobierno y ejemplaridad en la gestión pública. Exigencia que compartimos con nuestro partido amigo Podemos». Además, dijeron que no entrarán «en polémicas personales ni en disputas internas de otras organizaciones políticas» y consideraron «lamentable que se utilicen ese tipo de argumentos para desviar la atención sobre otras cuestiones».

Desavenencias con miembros de Huermur

El concejal Luis Bermejo acusó a sus compañeras de orquestar una campaña para intentar «esconder el irregular funcionamiento del grupo» por la presencia de miembros de Huermur en él como el presidente, Pedro Jesús Fernández, y el propio hijo de Ángeles Moreno. Mientras que Fernández explicó ayer a esta redacción sentirse «atemorizado» por la actitud del propio Luis Bermejo.

Urbina pide prudencia y que, de momento, no participe en el consejo de Emuasa

La crisis interna en la formación municipal Ahora Murcia ha salpicado al partido de Podemos, lo que obligó ayer a comparecer al secretario general, Óscar Urralburu, junto al secretario de organización, Antonio Urbina, para aclarar la situación que se ha desatado en la Glorieta entre los tres concenjales de la formación morada. Urbina pidió prudencia a la espera de que se pronuncie la Comisión de Garantías Estatal, a la que se ha pedido que inicie un expediente informativo, que deberá ser admitido a trámite en unos días, ya que «existen indicios sobre una supuesta infracción del código ético de Podemos por parte del concejal».

Sin embargo, el secretario de organización hizo un intento de justificar el por qué las sociedades en las que aparece el concejal Luis Bermejo aún siguen activas y no se han disuelto y señaló que «quizá sea porque arrastran deudas que no han sido liquidadas». Además, señaló que el concejal de Ahora Murcia, como inscrito, «tiene todo el derecho a ser tratado con la máxima transparencia, por lo que la Comisión de Garantías contactará con él para los requerimientos que sean necesarios» a lo que añadió que «Bermejo tiene derecho a verter las opiniones que considere respecto a las dimisiones que ha pedido, aunque no las compartimos». En este caso, Urbina insistió en pedir prudencia y recordó que defienden una gestión del agua cien por cien pública, por lo que «hemos pedido a los concejales que están en empresas investigadas en la trama Pokemon, como en Cieza y Murcia, que provisionalmente no participen en los consejos de administración».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook