La paliza a un joven en la madrugada de este domingo a las puertas de una discoteca de la zona de Atalayas ha sido la cuarta agresión en dos meses en Murcia. Todas ellas se fueron brutales palizas a jóvenes en zonas de fiesta de la capital de la Región y dejaron a las víctimas heridas y, en su mayoría, hospitalizadas. Además, dos de ellas salieron a la luz gracias a las grabaciones de testigos. Esta acumulación de sucesos similares hace preguntarse si la noche murciana se está convirtiendo en peligrosa. Hacemos un repaso a los últimos sucesos graves en el entorno de zonas de bares.

En diciembre la brutal agresión que dejó en coma a Andrés Martínez conmocionó a los murcianos. Un vídeo del puñetazo que le propinó el portero de un pub murciano se viralizó y desde entonces Andrés, que ayer declaraba ante la juez del caso por primera vez, ha recibido un gran apoyo social. Después de despertar del coma y someterse a cuatro operaciones, el joven no recuerda nada de lo ocurrido. El agresor se encuentra en prisión provisional.

El vídeo de la agresión en Santa Isabel en Murcia

Poco más de un més después, otro vídeo de un testigo mostraba como una joven, 'La Intocable', recibía una brutal paliza a las puertas de La Boca del Lobo, en la zona de las tascas. La agresión estuvo motivada por causas ideológicas, ya que tanto víctima como agresores pertenecían a bandas de ideología extrema. El suceso, por el que fueron detenidos siete jóvenes, de los cuales tres pasaron a disposición judical, llevó a la Policía a alertar de una posible ola de violencia que provocó que las céntricas calles de las tascas estuvieran casi vacías a la semana siguiente.

Brutal paliza a una chica en el centro de Murcia

Una semana más tarde, una riña de bar en la zona de Mariano Rojas acabó con un joven ingresado con la pierna rota. El chico agredido trataba de evitar una pelea entre otros jóvenes y acabó él con fracturas en la tibia y el peroné. "Vinieron ocho personas a pegar a un chico, diciéndole 'nazi'. El que empezó la pelea tenía rasgos latinos. Eran antifascistas. Le estaban pegando y llamando 'nazi' al chico", declaró la novia del joven herido.

Este fin de semana, otra brutal agresión, esta vez a las puertas de una discoteca de Atalayas. Cinco jóvenes fueron detenidos por dar una paliza a otro de veinticinco años, que se encuentra ingresado en el hospital Virgen de la Arrixaca con heridas en la cara, donde fue acuchillado. Fuentes policiales descartan que se trate de un caso de pelea de bandas.

Desde la Policía Nacional en Murcia aclaran que no se ha producido un aumento de violencia en Murcia, pero sí que reconocen que los casos recientes han tenido una gravedad mayor que ha provocado más relevancia mediática. Las fuentes policiales consultadas aseguran que en los últimos meses el número de avisos por disputas en zonas de fiesta no se ha incrementado y que las peleas o altercados son los habituales. El hecho de que en dos de estos casos haya vídeos que registren lo ocurrido hace que los casos adquieran mayor relevancia.