05 de enero de 2017
05.01.2017
Murcia Río

La CHS da el visto bueno a la apertura de la ciudad al río Segura junto al puente Viejo

El primer proyecto importante de 'Murcia Río' que verá la luz tiene un presupuesto de 3,75 millones de euros y estará acabado en dos años

04.01.2017 | 23:15

La Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha dado el visto bueno al proyecto municipal para dar un acceso a la ciudad al río Segura desde el Jardín Chino, concretamente junto al puente de Hierro. La nueva zona de esparcimiento para los murcianos estará en la margen izquierda y ocupará parte de lo que en el siglo pasado fue el parque Ruiz Hidalgo.

El concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta del Ayuntamiento de Murcia, Antonio Navarro, explicó ayer que este año empezarán las actuaciones para la licitación del proyecto técnico, presupuestado en 3,7 millones de euros. El plazo de ejecución previsto se estima en un año tras su adjudicación, por lo que estará listo en 2018, y su desarrollo constituye la actuación urbana más importante del proyecto 'Murcia Río', uno de los elementos singulares del nuevo modelo de ciudad.

El proyecto, denominado 'Terrazas del Cauce', pretende devolver al río el lugar de privilegio que tuvo antaño. Para ello, la intervención consistirá en recuperar el talud natural que históricamente ocupó el desaparecido Parque de Ruiz Hidalgo, demoliendo para ello un frente del encauzamiento, de unos 50 metros lineales, y generando de esta forma un acceso peatonal directo que conectará con la lámina de agua en esa zona. Su ubicación, próxima al Puente de Hierro y aproximadamente a mitad de los 1,8 kilómetros de recorrido urbano del río encauzado, dotará de una gran versatilidad de uso al acceso, tanto al carril bici como al paseo fluvial planteado en este margen. El talud se proyecta con una pendiente suave que permitirá la máxima accesibilidad, la bajada de embarcaciones, bicicletas o simplemente para el paseo junto al cauce.

Incluye igualmente la creación de un área de terrazas de 600 metros cuadrados sobre la franja de muro a demoler para generar zonas de estancia y observación del río, generando así una nueva zona de ocio y recreativa llamada a convertirse en un futuro referente en el paisaje urbano. Así lo explicó Antonio Navarro, que estuvo acompañado por el Concejal de Modernización, Calidad Urbana y Participación, José Guillén, y el responsable técnico de la oficina de Huerta, Jesús López. De esta forma, se generará un parque arbolado, con una superficie de 4.210 metros cuadrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook