28 de junio de 2015
28.06.2015
La Opinión de Murcia
Administración

El ´vacío de poder´ en las pedanías retrasa el papeleo para los vecinos

Todos los alcaldes pedáneos han cesado y no pueden firmar ya documentos oficiales

28.06.2015 | 04:00
Reunión de alcaldes pedáneos populares en la sede del PP de la capital murciana.

­Los aires de cambio que han entrado en la Glorieta, y que han supuesto un planteamiento radicalmente diferente por parte del PP a la hora del afrontar un nuevo gobierno local, no parece que haya sentado bien a las pedanías. Las juntas vecinales de los pueblos no se han constituido todavía y todos los presidentes y alcaldes pedáneos están cesados. Este detalle está suponiendo graves e importantes inconvenientes para los residentes en estas localidades del municipio.

Este ´vacío de poder´ que se está produciendo en las pedanías, debido a que los representantes municipales están cesados en sus cargos y no se ha nombrado a los nuevos, está provocando retrasos en la tramitación de documentos que solicitan los vecinos. En algunos casos, la espera puede llegar a ser de hasta quince días, según denunció a esta Redacción el que ha sido hasta ahora alcalde pedáneo de Javalí Viejo, el socialista José Francisco Navarro, que ha ganado las elecciones en su pedanía y que volverá a tener el bastón de mando cuando se constituya la junta de vecinos.

También el que ha sido alcalde pedáneo de Beniaján y presidente de la junta de vecinos de esa localidad, Francisco Hernández, del PP, explicó que «es lamentable que esto esté ocurriendo, ya que hay documentos que nosotros firmábamos sin ningún trámite y que ahora, vecinos de más de 80 años, tienen que ir a Murcia o al consulado, o esperar durante días para conseguirlos».

En esta época del año, la figura del presidente de junta vecinal es clave para facilitar a vecinos la fe de vida (cada seis meses los jubilados que cobran pensiones de otros países deben mandar a esos países el certificado como que siguen vivos) o los certificados de convivencia, que ahora pueden llegar a tardar hasta 15 días. «Estos papeles son muy importantes para la gente, ya que se los piden compañías como Iberdrola, Aguas de Murcia, etc», indica el pedáneo de Beniaján, quien advierte que «este año no se van a hacer las fiestas del Carmen, ya que las organizaba yo, que ya no tengo firma».

Los vecinos de las pedanías tienen dos opciones a la hora de pedir estos documentos (los presidentes de junta cesaron el 13 de junio, fecha en la que se constituyó la nueva corporación): o ir al servicio de información al ciudadano, con sede en la plaza de Los Apóstoles –por lo que tienen que desplazarse a la capital– o pueden pedirlo al funcionario de Atención al Ciudadano, que se desplaza a las pedanías de manera periódica. Esta última opción tarda más tiempo, ya que el empleado público tiene que redactar el documento y ponerlo a la firma del concejal de Descentralización, José Guillén, si necesita ser rubricado.

El que fuera alcalde de Javalí Viejo indicó que «en mi pedanía el funcionario viene cada tres días, pero en las más pequeñas puede que vaya una vez a la semana. Esto implica un mayor retraso». También se están viendo afectadas por este vacío de poder la contratación de pequeñas reformas, por ejemplo, en colegios; la petición de cesiones de locales o los pagos. «Las cuentas las tenemos bloqueadas», dijo Navarro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook