19 de mayo de 2015
19.05.2015
Patrimonio

El Obispado se interesa por el edificio de la ESAD

El Gobierno sostiene que no ha entrado a considerar la oferta ni ha negociado la operación

19.05.2015 | 04:00
Edificio de la Escuela de Arte Dramático, situado entre el Palacio Episcopal y el instituto de Secundaria Licenciado Cascales.

El Obispado se ha interesado por comprar el antiguo seminario de San Fulgencio, que actualmente alberga la Escuela de Arte Dramático y Danza de Murcia. El inmueble, que está entre el Palacio Episcopal y el instituto Cascales y tiene su entrada por la plaza de los Apóstoles, no ha sido incluido en el listado de edificios que la Comunidad ha puesto en venta para hacer caja, pero el Gobierno regional ha recibido una oferta, que por ahora no ha entrado a considerar en vísperas del relevo en San Esteban. El partido Ahora Murcia dijo en un comunicado que el destino del edificio podría ser acoger la Facultad de Derecho de la UCAM y que el precio se reduciría a tres millones, pero su presidente, José Luis Mendoza, lo negó y aseguró que «es un invento y una calumnia de Podemos».

La consejería de Hacienda ha vendido ya algunos edificios emblemáticos que entraron a formar parte del patrimonio de la Comunidad Autónoma con las transferencias –como el palacio de Los Pacheco de la plaza Fontes– o que fueron adquiridas por el Ejecutivo debido a su estratégica situación, como el palacio González Campuzano de la plaza Romea, que fue adquirido por Cajamar. La Comunidad también tiene en venta las antiguas instalaciones del Complejo de Espinardo y el antiguo hospital Los Arcos, entre otros inmuebles. Sin embargo, en ninguno de los listados publicados en el Boletín Oficial de la Región ha incluido el antiguo seminario menor de San Fulgencio, un edificio del siglo XVIII, que se encuentra frente a la Catedral.

Fuentes del Gobierno reconocen que la Comunidad ha recibido una oferta de compra del edificio por parte de la Diócesis, pero negaron que la consejería de Hacienda haya entrado a considerar la operación. Una de las razones por las que el Gobierno habría eludido negociar la propuesta del Obispado sería la situación de interinidad del actual Ejecutivo, en puertas de las elecciones autonómicas. Además, si la Comunidad llegara a desprenderse del inmueble, tendría que encontrar otra ubicación para los alumnos de Arte Dramático y de Danza. Ahora Murcia sostiene que la negociación se ha «estancado» por desacuerdo en el precio de venta. Añade que, «a pesar de su interés histórico y arquitectónico, Cultura se ha negado a catalogar como BIC el conjunto formado por el seminario, el Palacio Episcopal y el Cascales».

El presidente de la UCAM negó que esté negociando la compra y que haya visitado el inmueble, aunque reconoció que «si me ofrecieran un buen precio, me lo pensaría». Admitió que trató de adquirir el edificio en 1982, cuando la Iglesia se desprendió del seminario, pero niega haber realizado ninguna gestión ahora. «Es un invento y una calumnia de Podemos», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas