05 de diciembre de 2014
05.12.2014
Abusos

El cura de San Andrés aparta a un catequista acusado de abusar de una niña

Los padres de la menor lo denunciaron por presuntos tocamientos a su hija, por lo que fue detenido y puesto en libertad tras declarar ante el juez

04.12.2014 | 22:02
El cura de San Andrés aparta a un catequista acusado de abusar de una niña

Un catequista de la parroquia de San Andrés de Murcia ha sido detenido y puesto a disposición judicial tras la denuncia por presuntos tocamientos presentada por la familia de una de las niñas a las que daba formación católica. Un portavoz de la Policía Nacional informó ayer de que este hombre, de nacionalidad española y 44 años de edad, fue detenido el miércoles de la pasada semana y quedó en libertad tras prestar declaración ante el juez de guardia.

La niña, de unos 8 o 9 años, relató a sus padres «algunas cosas raras» y que habría sido sometida a «algún tocamiento» por el catequista que le preparaba para la Primera Comunión.

Los agentes que llevaron a cabo la operación pertenecen al grupo de menores de la Policía Judicial de Murcia y recabaron el testimonio de otras «cinco o seis» niñas que participaban en las mismas clases de catequesis. Según fuentes de la Policía Nacional, la madre de la niña denunció los hechos el miércoles y ese mismo día el catequista fue detenido por los agentes especialistas en menores, que hasta ayer no habían recibido ninguna otra denuncia por presuntos abusos.

El juez de guardia dejó en libertad con cargos a este profesor, a la espera de realizar otras diligencias en relación a la niña denunciante. La actividad que ayer se pudo ver en la parroquia de San Andrés fue la misma que cualquier día entre semana.

A las siete y media de la tarde, el párroco, Antonio José Carbonero, ofició misa con normalidad al igual que todas las tardes de la semana.
Según informaron fuentes de la Diócesis de Cartagena, el sacerdote comunicó al Obispado que, al conocer los presuntos hechos, apartó al catequista de su responsabilidad.

Por otro lado, una vez conocida la noticia, algunos feligreses y miembros de comunidades de la parroquia de San Andrés –una de las iglesias de Murcia en la que se sigue el Camino Neocatecumenal–, aseguraban ayer que apoyaban al catequista, dudando de que lo denunciado por los padres de la niña fuera verdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas