05 de diciembre de 2011
05.12.2011
Investigación

El gruyère de Algezares

El Grupo de Excursionistas Villa de Alcantarilla (GEVA) trata de determinar a qué responde el socavón abierto en la pedanía

06.12.2011 | 15:28
El interior de la mina de yeso ubicada bajo la vivienda afectada.

El socavón aparecido hace una semana en el patio interior de una vivienda de Algezares y la posterior información de que bajo varias casas de la pedanía murciana hay una mina de yeso, ha provocado que a muchos se les haya pasado por la cabeza el dicho «tiene más agujeros que un gruyère». Si bien esta expresión es infundada, ya que, en realidad, este queso suizo no tiene ningún agujero.

Una semana después de que los propietarios de una de las viviendas afectadas descubriera el socavón, de unos tres metros de ancho y quince de profundidad, en su patio, el Grupo de Excursionistas Villa de Alcantarilla (GEVA) acudió ayer a la casa de forma altruista para intentar determinar a qué responde el enorme agujero.

El socavón fue encontrado por el hijo de los propietarios de una de las viviendas afectadas cuando salió al patio a jugar la mañana del sábado 28 de noviembre, día en el que fueron desalojados tanto los dueños de este inmueble como los de la casa de al lado, ya que se temía que pudiera haber nuevos derrumbamientos.

Tras cinco horas de trabajo, en el que ocho componentes de GEVA –dos espeleólogos, tres especialistas en espeleosocorro, dos arqueólogos y un arquitecto técnico– examinaron el interior de la mina, situada a 30 metros bajo tierra, el equipo mantiene que el motivo por el cual se ha producido el socavón es que la zona se había convertido en ´frágil´ por un cúmulo de circunstancias. «Las minas se abrieron a finales del siglo XIX, principios del XX, con barrenos que crearon grietas. La roca es blanda y por las fisuras ha habido a lo largo de los años filtraciones del agua de la lluvia. Probablemente, el terremoto de Lorca fue la puntilla final. De hecho, lo que se ha desplomado ha sido el techo de la galería», indica uno de los miembros de GEVA, Jesús Aguilera.

Al entrar en el interior del socavón, los espeleólogos se encontraron con una galería de grandes dimensiones en la que, incluso, se había creado una especie de lago debido a las filtraciones de agua.

Solución
Aunque, según informó Aguilera, la zona debe ser inspeccionada nuevamente, una de las soluciones posibles para tapar el agujero y evitar que vuelva a producirse sería colocar vigas horizontales, sellando la cavidad. «Hay que buscar una buena sujeción, pero no colmatar el agujero puesto que si se hace eso contribuyes al desplome de otras zonas», señala Aguilera, quien asegura que «la sujeción se puede hacer relativamente rápido, pero es importante tomar precauciones».

El concejal de Urbanismo y Vivienda del ayuntamiento de Murcia, Juan Antonio Bernabé, afirma que «al tratarse de una propiedad privada, los afectados deberán pedirle en todo caso responsabilidades a la promotora que la vendió o la constructora que hizo la obra».

La mejor noticia que recibió el propietario de la vivienda cuyo patio se ha convertido en noticia en la última semana, ha sido que el inmueble está asentado firmemente. «La galería es muy grande y parece que se podría haber comunicado con otras cámaras, pero la cavidad va desde el linde de la casa hacia un descampado que hay justo detrás de las viviendas y no hacia el inmueble», apunta Aguilera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook