19 de octubre de 2011
19.10.2011
Impuestos

El Ayuntamiento sube el IBI, el IAE y el impuesto a los vehículos

La concejala Economía y Hacienda dijo que es una "congelación de impuestos", porque en septiembre los precios crecieron un 3,1%

19.10.2011 | 16:57

La concejala Economía y Hacienda de Murcia, Isabel Martínez Conesa, ha anunciado hoy subidas del IAE, del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica y de las tasas al 3 por ciento, y del tipo impositivo del IBI en un 0,03, lo que, según dijo, es una "congelación de impuestos", porque en septiembre los precios crecieron un 3,1%.

Indicó que esta decisión ha sido difícil, porque mientras otros consistorios han decidido subidas de impuestos para compensar el efecto de la crisis, en Murcia se ha optado por "grandes sacrificios en el gasto corriente" y la contención de la presión fiscal sin apretar el cinturón a los ciudadanos.

El último procedimiento de valoración colectiva de los bienes inmuebles del municipio se hizo en el año 2002, lo que entonces se conoció como "catastrazo", con un periodo de vigencia de 10 años que, por lo tanto, finaliza en 2012, en donde se producirá una "actualización" de los tipos impositivos, pasando del 0,69 al 0,72.

Indicó que esta índice está por debajo del que tienen otras ciudades como Castellón (0,87), Gerona (0,88) o Cartagena (0,75).

En el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana se ha limitado la bonificación por herencia a la vivienda habitual y al local de negocio, para seguir fomentando la continuidad del pequeño comercio o empresa que habitualmente no mantienen sus locales bajo titularidad de persona jurídica.

Comentó además que en la apertura de un negocio se podrá pagar la tasa hasta 3 meses después de abrir el local al público, cuyo papeleo se ha agilizado además con una ordenanza.

De la tasa por mesas y sillas en la vía pública, si antes se pagaba una tasa anual, en 2012 se podrá pagar por el uso mensual, y se prevé una rebaja del 50 por ciento para la cuota de guarderías.

Respecto al aplazamiento de los pagos, si antes el tope máximo era de 18.000 euros, ahora será de 23.000 euros, lo que supone un incremento del 40 por ciento del número de casos.

Las previsiones de recaudación con la subida del IBI es de 4 millones de euros, mientras que todo el conjunto de impuestos y tasas alcanzará los 7 millones de euros por la "actualización" de las tarifas al 3 por ciento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook