04 de agosto de 2011
04.08.2011
La Opinión de Murcia
Nombramiento

García Soblechero preside el Consejo de Estudiantes de la UMU

Ha llegado tras una moción de censura a Van Hout. Cursa estudios de Informática y deberá ser ratificado en el cargo por el Pleno del CEUM

04.08.2011 | 06:00
Ignacio García Soblechero, ayer sentado en un banco en el barrio del Carmen.

Ignacio García Soblechero, murciano de 23 años que actualmente estudia Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas, es el nuevo presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia (CEUM), cargo en el que sustituye a Kasper van Hout después de que una moción de censura presentada contra éste diera paso al cambio en la presidencia.

García Soblechero, quien cursa estudios en la UMU desde el año 2006, está al frente de la mesa directiva de su órgano de máxima representación estudiantil desde hace unos días, aunque será en el Pleno que se celebrará el próximo día 28 de septiembre cuando sea ratificado.

La nueva cabeza visible del Consejo de Estudiantes de la UMU explicó ayer que «llegamos al puesto de dirección tras presentar una moción de censura y después de que el anterior presidente alegara unas supuestas ilegalidades en el proceso, lo que hizo que tuviéramos que escoger a un árbitro imparcial, que fue el Defensor del Universitario de la UMU, para resolver el conflicto, y que acabó dando por válido el proceso de la moción, aunque a condición de que el Pleno del CEUM ratifique la decisión».

De este modo, se inicia una nueva etapa en el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia después de los constantes movimientos registrados últimamente.

Tras la dimisión presentada por Antonio Lorente en septiembre de 2010, se convocó un proceso electoral, en el que salió elegido como presidente Van Hout, estudiante de la Facultad de Economía y Empresa. Sin embargo, la moción de censura que se le presentó ha propiciado su salida del Consejo y será García Soblechero, quien también se presentó a las elecciones, el que ocupe el cargo.

Acusaciones que tenían que ver con el gasto excesivo de dinero por parte de los miembros del CEUM, alojados en hoteles de cuatro estrellas durante varios fines de semana, terminaron de enturbiar el ambiente e influyeron en la citada moción. «Surgieron una serie de cuestiones de régimen interno que todavía están por esclarecer», indicó García Soblechero.

Esta redacción trató de contactar ayer con Van Hout sin éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook