El Ayuntamiento de Murcia asegura que la Delegación del Gobierno les ha denegado el apoyo policial para este sábado, día de la toma de posesión de la nueva corporación, dejándoles en una situación de "indefensión" ante el anuncio de movilizaciones del movimiento 15-M.

Así lo ha manifestado la concejala Nuria Fuentes quien declara que con esta actitud el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, "demuestra una vez más una irresponsabilidad absoluta".

Y es que, a su juicio, "debería garantizar la absoluta normal para la constitución de la corporación local".

Máxime, añadió, "cuando el miércoles dijo públicamente que iba a mandar policía para garantizar la seguridad y orden público, como son sus competencias", pero, lamentó la edil en funciones, "hoy viernes ha decidido echarse atrás y responsabilizar al Ayuntamiento de Murcia de lo que no le corresponde".

Así le pidió que reconsidere su postura "o sino tenga en cuenta que será responsable absoluto de cualquier incidente que se produzca en la vía pública, puesto que las competencia son suyas, de la Delegación y él es el máximo responsable".