16 de agosto de 2010
16.08.2010
Distintivo municipal de Calidad Turística

El Museo Salzillo, la Catedral y el Casino optan al distintivo municipal de Calidad Turística

Otros veintiocho establecimientos quieren lograr este reconocimiento y se sumarían a los 101 comercios y empresas que ya lo tienen

16.08.2010 | 06:00
Paparajote fue de las primeras en conseguirlo

El distintivo de Calidad Turística, que otorga el ayuntamiento de Murcia a través de la concejalía de Turismo, tiene cada vez más seguidores. Tanto es así que el Museo Salzillo, la Catedral, el Casino, la iglesia Museo de San Juan de Dios y el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre son algunos de las 31 instituciones y establecimientos que quieren lograrlo en este 2010. De conseguirlo, se sumarían a los 101 comercios y empresas que ya lucen en sus instalaciones este reconocimiento.

Las empresas, entidades o servicios que se han adherido a este distintivo disponen de un modelo de gestión enfocado a la satisfacción del cliente y la mejora del servicio. Además, pueden asistir a cursos de formación y acceder a una asistencia técnica gratuita. Esta iniciativa está permitiendo que firmas que no son estrictamente turísticas tomen conciencia de que también forman parte de «la experiencia turística del visitante» que llega a Murcia, indicaron a esta redacción fuentes de la concejalía de Turismo del Ayuntamiento. Las mismas fuentes explicaron que esta iniciativa también potencia la imagen de la capital de la Región como destino de calidad.

El distintivo Compromiso de Calidad Turística supone integrarse en el programa Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos (SICTED), desarrollado por el Consorcio Turístico Cruce de Caminos, del que forma parte la concejalía de Turismo y la Comunidad Autónoma. Las empresas e instituciones que quieren conseguir este reconocimiento deben pasar un proceso de evaluación y la implantación de un manual de buenas prácticas en varias fases. La primera es la presentación del proyecto a los establecimientos, después se firma un protocolo de adhesión y se realiza la autoevaluación del establecimiento. La autoevaluación permite obtener un diagnóstico inicial en aspectos como, personal, formación, gestión, clientes, proveedores, instalaciones, limpieza, información, comercialización, etc, y también identificar todos aquellos aspectos susceptibles de ser mejorados. Posteriormente, todos los miembros del local reciben formación sobre herramientas de calidad y autoevaluación y cada empresa crea su propio manual de buenas prácticas donde se contempla todo, desde la limpieza del establecimiento hasta gestión medioambiental y atención al cliente.

En la actualidad, más de cien entidades disponen ya de este distintivo, entre los que se encuentran: agencias de viajes, de alquiler coches, museos y centros interpretación y comercios, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas