Hospimurcia 2008 S.L., sociedad que pertenece a un grupo especializado en la gestión de hospitales en Benidorm y Elche, ha comprado al Ayuntamiento en 8 millones de euros -9,2 millones con IVA incluido- una parcela municipal de 10.000 metros cuadrados en la pedanía de Churra, donde se levantará un hospital privado. El concejal de Urbanismo, Fernando Berberena, indicó ayer que el solar se encuentra en frente de Leroy Merlín, en el complejo comercial y de ocio de Nueva Condomina, junto a los accesos al puente que cruza la autovía.

La adjudicataria dispone a partir de ahora de un plazo de cuatro meses para presentar el proyecto de construcción del centro sanitario. En este proyecto, según precisó la concejala Adela Martínez-Cachá, que ejerció de portavoz de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, se incluirá el plazo máximo de ejecución que prevén para las obras. "Una vez que obtenga la licencia urbanística necesaria, tendrá tres meses máximo para iniciar la construcción del hospital", manifestó Martínez-Cachá.

La parcela estaba adscrita al patrimonio de la Gerencia de Urbanismo y los 9,2 millones que ingresará el Ayuntamiento se destinarán a financiar inversiones municipales relacionadas con infraestructuras viarias, entre otras.

La Junta de Gobierno dio ayer el visto bueno a la adjudicación provisional de la venta -el 17 de mayo el Ayuntamiento anunció su intención de enajenar dicho suelo por 9,2 millones de euros-, cuya calificación le permite ser destinada a equipamiento docente y social, que comprende usos sanitarios. En cuanto a la valoración económica de esta finca, la Gerencia de Urbanismo ha estimado su valor en 8 millones de euros, con cuyo ingreso se podrán financiar proyectos municipales.

Nada más conocerse la venta de la parcela para fines sanitarios diversas empresas se interesaron por la oferta. El empresario José Ramón Carabante, dueño del equipo de Fórmula 1 español, y los grupos sanitarios USP y Levante, el San Jaime de Torrevieja y el Oftalmológico de Barcelona, entre otro, pero finalmente sólo se presentó la oferta ganadora.

El proyecto de recuperación de la Casa del Belén de Puente Tocinos ya tiene vía libre después de su aprobación definitiva por el Ayuntamiento. El plan permitirá reconstruir la Casa-Torre del Reloj, el edificio más antiguo de Puente Tocinos, que data del siglo XVIII y es de estilo barroco popular. La urbanizadora municipal Urbamusa gestionará la actuación, que tiene un presupuesto de un millón de euros y ha sido subvencionada por la consejería de Universidades, Empresa e Investigación. El proyecto, redactado por el arquitecto Guillermo Jiménez Granero, se desarrollará durante 18 meses y prevé la rehabilitación de 445 metros cuadrados construidos y la ampliación del edificio original y actuaciones en el jardín trasero en otros 243 metros cuadrados. El recorrido se iniciará por las salas de exposición situadas en las andanas de planta baja y piso, utilizadas en su época para la cría del gusano de seda o almacén agrícola. En el jardín se creará una zona de exposición al aire libre, con un área porticada donde se instalarán cubículos desplegables donde cada artesano podrá montar un taller y mostrar su modo de trabajar. Un toldo solar generará energía fotovoltaica.