La dirección del colegio Ana María Matute de Era Alta denunciará por negligencia al Servicio Murciano de Salud por la demora en la asistencia a un alumno de 10 años que el lunes, sobre las 14.15 horas, se fracturó el cúbito y el radio del brazo izquierdo jugando en el patio en la hora del comedor.

La directora, María Luisa Lozano, aseguró ayer que la ambulancia tardó 45 minutos en llegar después de insistentes llamadas al 112. Según Lozano, el alumno resbaló con tan mala fortuna que cayó sobre su propio brazo. La fractura tenía tan mala pinta que los responsables del colegio llamaron a los servicios de emergencia para que inmovilizaran correctamente al pequeño ya que ni siquiera la Policía Local que acudió al lugar se atrevía a mover al chiquillo.

"El pequeño chillaba de dolor y en vista de que no venía nadie insistimos pensando que se habían perdido. Nos sentíamos impotentes porque pasaban los minutos y no venía nadie. A los 45 minutos vino una ambulancia con un conductor solo, sin nadie más, y nos negamos a que lo moviera por miedo a que le rompiera alguna vena", detalló Lozano, quien expone que unos minutos más tarde se presentó otra ambulancia con un médico, que pidió que le llevara al niño debajo de un toldo -llovía aquella mañana-. "El niño se retorcía de los gritos, el trato fue inhumano y la madre del pequeño estaba suplicando que su hijo no sufriera más. Al final se lo llevaron en ambulancia a las cuatro menos cuarto a la Arricaca, donde el traumatólogo les dijo que la inmovilización del brazo que le habían practicado se hizo en una posición incorrecta. Si es algo vital, desde luego que el niño estaría muerto, por eso vamos a denunciar al SMS", insistió la directora.

Sanidad pide disculpas

Fuentes de la consejería de Sanidad indicaron que no es habitual una demora de 45 minutos, ya que las ambulancias tardan entre 12 y 15 minutos en responder a cualquier aviso. Las fuentes añadieron que esa mañana coincidió con un colapso de los servicios de emergencia por accidentes varios e incidentes por las lluvias. Las ambulancias desplazadas al colegio eran concertadas. Sanidad considera que el retraso no es aceptable y pidió disculpas por ello.