04 de enero de 2010
04.01.2010
Urbanismo

Bajo el síndrome de La Manga

Los vecinos de Ronda Sur, barrio que depende de tres juntas municipales distintas, critican la falta de servicios básicos y achacan
su desesperación a la burocracia

04.01.2010 | 09:32
Panorámica de los accesos a Ronda Sur, un nuevo barrio que depende de tres juntas municipales diferentes

Muchos vecinos de Murcia que imaginaron una vida mejor en Ronda Sur llevan dos años pensando que tomaron una decisión equivocada. Familias enteras, o por hacer, compraron su vivienda en los nuevos planes parciales de la zona y el panorama que tienen no se parece, ni por asomo, al que proyectaron los promotores con la venia de los técnicos del Ayuntamiento y de la urbanizadora municipal, Urbamusa.

A diferencia de la perfección que alcanzan los proyectos en un plano, la realidad es otra. Las obras de urbanización de algunas manzanas no han terminado, a pesar de que los vecinos hace más de un año que tienen la cédula de primera ocupación. El Ayuntamiento es consciente de la situación y hasta el propio alcalde Miguel Ángel Cámara ha metido prisa para que cesen las quejas vecinales, pero lo cierto es que muchos de los 7.000 vecinos que habitan en Ronda Sur se encuentran a diario con calles y aceras llenas de desperfectos o sin terminar, solares municipales abandonados, jardines descuidados y ausencia de servicios básicos como recogida de basuras, limpieza viaria, así como gas y telefonía.

Los miembros de la Asociación de Vecinos Ronda Sur achacan la situación a que viven bajo el síndrome de La Manga -localidad turística que depende administrativamente de Cartagena y San Javier-, esto es, que forman un barrio perfectamente delimitado, aunque administrativamente está sujeto a tres juntas municipales distintas: Santiago El Mayor, San Pío X y Patiño. "Lo urgente es solucionar los problemas que tenemos porque esta situación no se puede tolerar ya que sólo estamos pidiendo servicios básicos que pagamos y no tenemos", denuncia Antonio Javier Martínez, vicepresidente del edificio Athenas y vocal de Urbanismo de la Asociación de Vecinos Ronda Sur, que asegura que los habitantes de esta zona de Murcia están viviendo "una pesadilla" desde hace más de 2 años.

La asociación asegura que, de momento, sólo busca acabar con los problemas en el barrio, aunque no descartan iniciar acciones para conseguir que Ronda Sur se convierta en un barrio segregado de Santiago El Mayor, San Pío X y Patiño con el fin de ganar más peso administrativo en el municipio. "Es que ni se han puesto de acuerdo esta Navidad en decorar el Paseo de Florencia, que es la arteria principal del barrio, y hay zonas que no tienen ni alumbrado", insiste Antonio Javier, que hace unas semanas fue recibido por el gerente de Urbamusa, Roque Ortiz, quien le garantizó que se están ejecutando los avales de la Junta de Compensación para terminar las obras de urbanización que abandonaron algunas de las empresas a las que se adjudicaron.

Ortiz reconoció que se han encontrado con problemas por el impago de las promotoras de la Junta y añadió que el Ayuntamiento tiene como prioridad solucionar los problemas de estos vecinos que se sienten agraviados respecto a otras zonas como Juan Carlos I. La asociación reclama también mejorar los accesos en el entorno del hospital Mesa del Castillo y que el barrio sea considerado por Educación como una zona única para la asignación de colegios, así como dotarla de un centro de salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp