Por primera vez se exponen las cuatro Cantigas de Santa María de Alfonso X, el cancionero mariano más rico de la Edad Media. Cuatro códices que contienen 420 poemas escritos en gallego con su correspondiente notación musical e ilustrados con bellísimas imágenes.

n Códice florentino. 131 folios componen este códice que se conserva en la Biblioteca Nacional de Florencia. Es un manuscrito inconcluso, ya que algunas miniaturas está sin terminar y carece de notación musical.

n Códice Rico. Este códice de 256 folios de pergamino se conserva en el Monasterio de El Escorial y recibe este nombre por el gran número y la exquisitez de sus ilustraciones.

n Códice de los músicos. Versión definitiva del cancionero alfonsí, compuesta por 361 folios. se conserva también en El Escorial.

n Códice Toledano. Compuesto por 160 folios, este códice se caracteriza por ser el más reducido -posee sólo 129 poemas- y por la ausencia de ilustraciones. Se conserva en la Biblioteca Nacional.