El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos donará a la ciudad de Murcia una escultura de tres metros de altura del artista y diseñador gráfico Alberto Corazón -autor de la 'imagen de marca' de Murcia y de la obra 'El torso humano' de Juan de Borbón-, que se colocará en el paseo Alfonso X el Sabio, entre el convento de Las Anas y el colegio Jesús María.

La particularidad de la obra es, según declaró ayer el presidente del colegio de Aparejadores, Antonio Garrido, que será un homenaje a la primera letra del alfabeto, la 'A'. Esta escultura de acero inoxidable tendrá en la base tendrá un cubo rojo en referencia a los colores de la bandera de la Región y de la ciudad y se colocará en la acera del paseo sobre un soporte de acero corten.

Los aparejadores tienen previsto que se instale la obra para el 3 de abril, coincidiendo con la inauguración de la nueva sede del Colegio en Alfonso X, desde donde pretenden dinamizar la actividad cultural de Murcia con una sala para exposiciones de fotografía, recitales de poesía y conciertos.

El Colegio de Aparajeadores correrá con todos los gastos de realización y colocación de la escultura, que aspira a ser un nuevo lugar de encuentro para los murcianos, tal y como ayer indicó el concejal de Urbanismo, Fernando Berberena, quien junto con el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, saludó la propuesta de los arquitectos técnicos. De hecho, esta obra pasará a formar parte del programa emprendido hace unos años por la Gerencia de Urbanismo para llenar las plazas y rotondas de la ciudad de iconos culturales, ya fueran esculturas, espacios públicos diseñados por artistas y arquitectos de prestigio o edificios monumentales que ayuden a difundir en el extranjero la imagen de Murcia como un municipio moderno que apuesta por el arte.

"Esta 'A' de arquitectos, de amor, de agua, de arte, de alegría, se refiere a múltiples circunstancias y es un nuevo elemento de modernidad de esta ciudad. Estamos seguros de que esta escultura puede ser un nuevo punto de referencia en la ciudad y además, aprovecharemos para remodelar un callejón que no tiene salida. La obra estará rodeada por parterres de césped artificial para evitar las humedades en el entorno", mantiene el edil.

En los próximos meses se instalará en Murcia una escultura de Martín Chirino y Berberena confiesa que le gustaría contar en un futuro con una obra de Richard Serra (San Francisco, 1939), un deseo que espera ver realizado con la ayuda de empresas murcianas. El escultor minimalista estadounidense conocido por trabajar con piezas de grandes dimensiones de acero corten.