El Grupo Orenes, que gestiona casinos y salones de juego, está tramitando los permisos necesarios para convertir el antiguo edificio de Correos, situado en la calle Isidoro de la Cierva, conocida popularmente como calle Correos, en un gran centro de ocio con sala de espectáculos.

El Grupo maneja esta idea desde hace seis años pero aún no ha logrado las licencias para transformar el edificio, que está cerrado.

Según fuentes de Orenes, pretenden construir una sala de espectáculos que acoja las mejores representaciones del panorama nacional. Se levantará también un aparcamiento, con unas 400 plazas, que se unirá a la oferta de aparcamientos públicos del centro de la ciudad. Además, habrá un restaurante en el que se podrá disfrutar de una amplia oferta gastronómica.

El proyecto que el grupo contemplaba hace tres años preveía la construcción de una piscina en la planta superior del edificio que daría servicio a los clientes del hotel Rincón de Pepe, convirtiéndose el establecimiento en el primer hotel del centro de la ciudad con piscina.

Ese mismo proyecto inicial preveía la construcción de varias salas de cine e incluso un salón para celebraciones. El Grupo barajó también la posibilidad de trasladar allí su Casino, que se encuentra en las inmediaciones del inmueble.

Sin fecha para las obras

De momento no hay fecha para que comiencen las obras porque el edificio está incluido en el Plan Especial del Conjunto Histórico Artístico (PECHA) de Murcia y tiene grado de protección 2, lo que significa que hay que conservar la fachada del inmueble y algunos elementos arquitectónicos interiores. La empresa de recreativos está trabajando con el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma para ver de qué manera es posible edificar. El concejal de Urbanismo, Fernando Berberena, ha comentado que la empresa no ha presentado ningún proyecto al Ayuntamiento.

El grupo murciano de recreativos Orenes adquirió el edificio en el año 1998 por algo más de dos millones de euros (350 millones de pesetas), en una subasta convocada por Correos en Madrid. Al parecer, durante la subasta, Correos y Orenes llegaron al compromiso de reservar en este edificio 700 metros para una estafeta postal.

El Grupo Orenes está especializado desde hace casi treinta años en el ocio. Orenes son propietarios de salones recreativos, casino, bingos, restaurantes y hoteles en toda España y en países como Italia.

Según fuentes de la empresa, "los conceptos originales se han ido transformando y ampliando. Fuimos uno de los primeros operadores del sector en incluir cafeterías en los salones recreativos, o en dotar a los casinos de servicios complementarios de alto nivel que ya son un negocio en sí mismo. Abarcar más unidades estratégicas de negocio, es lo que promueve la adquisición del edificio de Correos en Murcia".