En el éxito de la misión espacial Deep Impact, en la que una sonda ha impactado contra el cometa Tempel 1 para estudiar el origen del sistema solar, ha tenido mucho que ver el trabajo de los murcianos José Antonio de los Reyes y Sensi Pastor, los dos astrónomos del Observatorio Municipal de La Murta, en Murcia.

Los astrónomos hacían cada día, desde el pasado 20 de abril, mediciones de la posición en el espacio del cometa 9P Tempel 1 y enviaban los datos obtenidos a la NASA. Prueba de su buen trabajo es el agradecimiento que estos profesionales han recibido, vía email, de parte del director del proyecto y del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, Steave Chesley. "Nosotros hemos tenido mucha parte en esto", destacaban.

Según ha explicado José Antonio de los Reyes, las mediciones son necesarias para determinar la composición de los cometas y conocer más detalles del sistema solar, entre ellos su composición inicial. Las medidas astrométricas obtenidas en el observatorio murciano son sistemáticamente revisadas para contrastar su calidad y sólo después de este proceso se remiten a la Unión Astronómica Internacional.

La exactitud de sus mediciones en el caso de otros cometas en colaboraciones con el Minor Planet Centre fue lo que llevó a Steave Chesley a escogerlos para colaborar con este proyecto pero, además, José Antonio de los Reyes y Sensi Pastor han tenido que enseñar a manejar a otros observatorios de España, en concreto de Asturias y Barcelona, el método astrométrico que ellos utilizan y que proporciona unos resultados tan exactos que merecen el reconocimiento de la máxima autoridad en estos temas, la NASA.

Por otra parte, se da la circunstancia de que hace menos de un mes, los astrónomos murcianos descubrieron la ruptura de un cometa, el Linear C/2005K2, un hallazgo que fue reconocido por la Unión Astronómica Internacional, y durante la madrugada de ayer permanecieron en el observatorio de La Murta para captar las mediciones del cometa.

Además, los investigadores se encontraban ayer a la espera de que desde otros observatorios le confirmaran la fragmentación de otro cometa. En la madrugada del sábado, José Antonio y Sensi descubrían sobre las tres de la madrugada la ruptura de otro cuerpo.