El corredor del AVE Elche-Murcia atraviesa siete pedanías en el término municipal de Murcia: Zeneta, Los Ramos, Torreagüera, San José de la Vega, Beniaján, Los Dolores y Alquerías, donde precisamente se colocó la primera traviesa a finales del año 2003. Entonces, fueron expropiados una decena de propietarios de terrenos, no en vano para la mayoría de los 711 afectados por el trazado de esta infraestructura están negociando la expropiación de fincas rústicas. Sin embargo, a diferencia del precio que se está ofreciendo por las viviendas, la Asociación de Afectados por el AVE y los abogados de la plataforma critican que las tierras se están pagando a precios irrisorios: 42 euros el metro cuadrado (con posibilidades de edificación y acceso a caminos), 15 euros (zona de huerta) y 10 euros (huerto sin arbolado). Francisco Hernández, alcalde pedáneo de Beniaján, pedanía donde Fomento ha fijado su 'cuartel general', señala que estos precios son justos. "Quieren cobrar lo que nadie sería capaz de pagar por ello", explica el edil del Partido Popular.