Semana Santa

El Paso Blanco de Lorca organiza por primera vez un besamanos a la Virgen de la Amargura

Enmarcado en los actos conmemorativos del 75º aniversario de la llegada de la imagen, será la primera vez que se produzca un acto de tales características en la historia de la cofradía blanca

Virgen de la Amargura, titular del Paso Blanco.

Virgen de la Amargura, titular del Paso Blanco. / Daniel Navarro

Daniel Navarro

Daniel Navarro

Por primera vez en la historia, el pueblo blanco de Lorca podrá rendir culto a la Virgen de la Amargura besando sus manos. Así lo señalaba este jueves el presidente de la cofradía, Ramón Mateos. Según explicaba, el besamanos se incluye dentro de los actos organizados con motivo del 75º aniversario desde que la talla de Sánchez Lozano llegara a la Ciudad del Sol.

En concreto, serán los días 10, 11 y 12 de septiembre cuando los fieles puedan acercarse a la imagen, unas jornadas que culminarán con la solemne eucaristía por el aniversario de la Coronación Canónica de la misma, oficiada por el Obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes.

Cartel anunciador del besamanos.

Cartel anunciador del besamanos. / Paso Blanco Lorca

"Jamás, en la historia del Paso Blanco la Virgen de la Amargura ha sido protagonista de un acto similar", significaba Mateos Padilla. Así, lorquinos y visitantes podrán acceder a la Capilla del Rosario los días 10 y 11 de septiembre, de 10,30 a 13,30 horas por la mañana, y de 17,30 a 20,30 horas por la tarde; mientras que el 12 de septiembre sólo se podrá acceder por la mañana.

Dentro del Tiempo Jubilar

Tras los actos de veneración celebrados en abril y mayo, y una vez toque a su fin el besamanos en septiembre, las jornadas continuarán en 2025 con la celebración, el 2 de febrero, de la Festividad de la Candelaria. Con motivo de acercar la figura de María a todos los niños, se realizará la Fiesta de la luz y de la Vida en la Capilla del Rosario. Seguidamente, el Tiempo Jubilar llegará a su fin el 15 de abril del próximo año, Martes Santo, en que se llevará a cabo el Triduo a la Santísima Virgen de la Amargura, coincidiendo con la Semana Santa y con el día que procesionó la Virgen por primera vez por las calles de Lorca.