Soterramiento

La sociedad civil de Lorca reclama a Adif que respete los elementos más emblemáticos del ferrocarril

Representantes de veinticinco asociaciones mantenían una reunión para debatir sobre el futuro del municipio

El debate se celebraba en el centro cívico de Alfonso X.

El debate se celebraba en el centro cívico de Alfonso X. / Plataforma Calidad Paisaje Lorca

Daniel Navarro

Daniel Navarro

El futuro del municipio de Lorca preocupa a un gran número de asociaciones de la zona. Esto es lo que se extrae del debate sobre el modelo de ciudad que se celebraba el pasado viernes a iniciativa de la Plataforma de la Calidad del Paisaje, Guadanatura y Naturactúa. Tras unas horas para reposar todo lo tratado, desde la organización relataban a LA OPINIÓN que las conclusiones obtenidas eran "agridulces".

Al encuentro acudían más de cuarenta personas, provenientes de 25 asociaciones y organizaciones diversas, que en unos días presentará un documento 'marco' –que podrá ser completado con las sugerencias de la ciudadanía en los próximos meses–, con el objetivo de llevarlo a la mesa 'Modelo de Ciudad' enmarcada en el Consejo Social del Ayuntamiento de Lorca.

En este sentido, cabe destacar que uno de los temas acerca de los que los presentes mostraron más reservas fue el soterramiento de las vías de ferrocarril a su paso por el casco urbano. "La transformación de la ciudad por el paso del ferrocarril no estuvo bien planificada desde el inicio, pues hubiera sido más idónea la ubicación de la estación principal en San Diego y ahora, con una información que antes no existía, nos encontramos con unas obras de "hechos consumados" por parte de una inaccesible Adif", destacaban los presentes.

Pilares ya construidos en la nueva estación de San Diego.

Estado actual de la nueva estación de San Diego. / Daniel Navarro

Asimismo, en lo que al ferrocarril se refiere, la plataforma reclamaba la protección de los árboles presentes en todo el trazado –especialmente en el entorno de la estación de Sutullena–, así como la conservación de estructuras "emblemáticas" relacionadas con el tren, como el 'Puente de Hierro' o las infraestructuras que en su momento fueron talleres de Vía y Obras de RENFE y de las anteriores compañías ferroviarias inglesas, y que fueron utilizados como local social y cantina en las últimas décadas por los vecinos de La Isla.

Más participación

La participación ciudadana en las decisiones municipales también tenía un papel protagonista en la jornada de debate. Y es que, el Consejo Social presentado por el Consistorio hace unas semanas o la anterior Agenda 21 no convencen a las asociaciones, que los catalogaban como "meros órganos de tramitación de proyectos que requieren la 'audiencia debida' del tejido social para obtener fondos europeos o nacionales". No obstante, desde la organización indican que seguirán participando y trabajando con los mismos en pro de la Ciudad del Sol.

Primer Consejo Social de la legislatura, celebrado el pasado 9 de mayo.

Primer Consejo Social de la legislatura, celebrado el pasado 9 de mayo. / Daniel Navarro

Patrimonio cultural y natural

En cuanto al patrimonio cultural de Lorca, las asociaciones ponían el foco en el casco histórico, destacando el caso de la Casa de los Guevara, actualmente en la Lista Roja del patrimonio de 'Europa Nostra', pero también en las pedanías, donde indican que el sentir general es que "su Patrimonio Cultural va desapareciendo o no es convenientemente mantenido y que los servicios públicos son deficientes". Así, las asociaciones hacían un llamamiento a la incorporación del Patrimonio como un elemento más que permita la diversificación de la economía local, muy centrada en el sector primario.

Del mismo modo, se reclamaba la ampliación del parque natural de Sierra Espuña hacia la sierra de Pedro Ponce, en el término municipal de Lorca, así como la protección definitiva del Parque Natural de Cabo Cope-Calnegre.

Panorámica del Casco Histórico de Lorca.

Panorámica del Casco Histórico de Lorca. / Daniel Navarro

Reconstrucción

No obstante, también se encontraban puntos positivos, especialmente en lo referente a las obras de reconstrucción llevadas a cabo tras los terremotos y, especialmente, en lo relativo a las nuevas infraestructuras con las que cuenta la ciudad. "Se ha avanzado hacia la sostenibilidad energética, y los viales ahora cuentan con aceras más anchas y carriles bici, a falta de conectar y no siempre bien planificados, pero los que hay permiten a quienes pueden utilizarlos una alternativa para desplazarse sin contaminar", terminan desde la Plataforma por la Calidad del Paisaje.