El equipo de Gobierno del Partido Popular se quedará con 11 de las 15 liberaciones que tiene el Consistorio. Los ediles liberados del PP serán Fulgencio Gil Jódar, Rosa María Medina Mínguez, Juan Francisco Martínez Carrasco, María Hernández Benítez, Juan Miguel Bayonas López, María Teresa Martínez Sánchez, Santiago Parra Soriano, María de las Huertas García Pérez, Belén Díaz Arcas, Ángel Ramón Meca Ruzafa y Antonio David Sánchez Alcaraz.

Los cuatro liberados restantes serán de la oposición. Dos, para el Grupo Municipal Socialista, y uno para Vox y otro para la coalición de Izquierda Unida-Podemos-Alianza Verde. En el caso de Vox y de la coalición de IU parece que podría estar claro que las ocuparían María del Carmen Menduiña y Pedro Sosa, mientras que las del Partido Socialista serían para Isabel Casalduero Jódar y José Ángel Ponce Díaz, ya que el número uno de la formación, el alcalde en funciones, Diego José Mateos, estaría barajando la posibilidad de compatibilizar su profesión -tiene una plaza de secretario general en el Ayuntamiento de la población almeriense de Chirivel-, con la de jefe de la oposición.

El alcalde electo concluía la primera ronda de contactos con un encuentro con el edil Sosa

A estas liberaciones habría que sumar otras a tiempo parcial, 80 y 75 por ciento, de las que disfrutarían algunos ediles de la oposición, Partido Socialista y Vox. Las decisiones finales se tomarán en los próximos días, durante la segunda ronda de contactos que el alcalde electo llevará a cabo de forma inminente, después de que este martes concluyese la primera con la reunión que mantenía con el edil en funciones y electo, Pedro Sosa.

Era Gil Jódar el que se trasladaba hasta los despachos que todavía ocupan los ediles, en funciones, de Izquierda Unida-Verdes. “Hemos tenido una toma de contacto para la organización del Ayuntamiento y los grupos municipales”, reconocía a La Opinión el alcalde electo. Y aseguraba que “no hemos hablado de pactos. Es cierto que en la legislatura que está por terminar nos hemos apoyado en asuntos que creíamos cruciales para los lorquinos, para Lorca, pero soy consciente de que Pedro [el edil electo de IU-Podemos-Alianza Verde] probablemente se votará a sí mismo, no nos prestará su apoyo en la constitución de la nueva corporación municipal, como es lógico”.

Y planteaba que la tercera planta de la Casa Consistorial, donde se sitúan los despachos de los grupos municipales, deberá ser reorganizada. Las actuales dependencias del Grupo Municipal Popular las ocuparán los socialistas, mientras que está por determinar si se suma el despacho actual del PSOE a las instalaciones de Vox o éstos últimos se trasladarían a las que han ocupado los ediles de Izquierda Unida Verdes. Los populares se quedarían en los vacantes. Y el edil de la coalición de IU-Podemos-Alianza Verde, podría reubicarse en las que ocupan, todavía, los de Ciudadanos, aunque se determinará en los próximos días.