En consonancia con los objetivos estratégicos de España y de la Unión Europea, y de acuerdo con las metas fijadas en la Agenda 2030 de Nacionales Unidas para el Desarrollo Sostenible, la Mancomunidad de los canales del Taibilla, MCT, priorizada de manera estratégica y urgente la transformación de su actividad hacia una economía baja en carbono, que limite las emisiones de gases de efecto invernadero a la vez que se optimiza la factura energética de sus consumos. De esta forma, se mejora la eficiencia energética de sus instalaciones reduciendo de manera importante la huella de carbono que se genera.

Así, como parte del Plan Estratégico para optimización energética y disminución de la huella de carbono en las instalaciones de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, período 2019-2030, y gracias a la financiación obtenida mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Feder, y el Instituto para la diversificación y Ahorro de la Energía, Idae, se ha podido llevar a cabo el Proyecto 12/16 de Renovación de equipos electromecánicos para la mejora de la eficiencia energética de la elevación de Apolonia, acogido a la línea de ayudas a proyectos de Economía Baja en Carbono, promovidos por la Administración General del Estado y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Feder, mediante la convocatoria de subvenciones de renovación energética de edificios e infraestructuras existentes de la AGE, gestionada por el Idea, con el objetivo de conseguir una economía más limpia y sostenible.

Mediante este proyecto se ha llevado a cabo la sustitución de las bombas existentes por unas nuevas más adecuadas a la instalación actual, complementada con la instalación de un acoplamiento directo que permite una reducción de la energía empleada en la impulsión de las bombas, mediante el aprovechamiento parcial de la propia presión que tiene la tubería de la conducción Lorca-Totana de la que abastece dicha elevación.

Esta actuación ha conseguido un ahorro energético del sistema de 317.418 kwh al año (más del 33 por ciento, en términos de energía no renovable), lo que evitará la emisión de más de 113.000 kilos de dióxido de carbono a la atmósfera; contribuyendo así al objetivo de favorecer la transición a una economía baja en carbono en todos los sectores, previsto en el Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020 en aras de conseguir una economía más limpia y sostenible.