La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Área III, integrada por más de 80 colectivos y organizaciones sociales de Lorca, Águilas, Totana, Puerto Lumbreras y Aledo, así como por centenares de vecinos de estos municipios a título individual, celebrará un nuevo acto reivindicativo este viernes.

Águilas será el escenario de una manifestación que saldrá a las siete de la tarde de la Plaza del Doctor Calero, Parque Blanco, y que concluirá en la Plaza de España del municipio costero. El acto incluirá la lectura de un manifiesto en el que se reclamará la construcción y puesta en marcha del Centro de Alta Resolución, Ciar, prometido hace años por el Gobierno regional, afirmaban fuentes de la plataforma, que añadían que también exigirán la vuelta de las especialidades médicas que dejaron de prestarse tras la pandemia del covid-19, la garantía del servicio de ambulancias medicalizadas que cubran el trayecto con el hospital de referencia, el Rafael Méndez de Lorca, el cumplimiento de los plazos legales de espera para las consultas con los especialistas, la realización de pruebas diagnósticas, las intervenciones quirúrgicas y las inversiones sanitarias necesarias en el Área III de Salud.

Los portavoces de este colectivo insistían en la necesidad de que la sociedad en su conjunto, desde la unidad y la firmeza, “reclame justicia sanitaria” para que se acabe la “discriminación sistemática” que sufren los usuarios de la pública en la comarca. Y recordaban la necesidad de defender la sanidad pública “gobierne quien gobierne”, al tiempo que lamentaban “el paulatino y grave deterioro de este servicio esencial mediante una constante derivación del dinero público a la privada”.

Para facilitar la asistencia a la manifestación desde otros municipios, se fletarán autobuses partirán a las cinco y media de la tarde desde la estación de autobuses de Lorca. Esta será la segunda manifestación que se celebrará en defensa de la sanidad pública, ya que el pasado 22 de noviembre se llevaba a cabo una concentración en la Plaza de Colón, a espaldas del Teatro Guerra, a la que asistían cientos de personas no solo de Lorca, sino también del resto de municipios integrados en el Área III de Salud.