El compromiso adquirido por el Consistorio por garantizar los derechos de niños y adolescentes situaba este jueves a Lorca más cerca de conseguir la denominación de ‘Ciudad Amiga de la Infancia’. Se avanza en la elaboración del I Plan de Infancia y Adolescencia del municipio y en la creación de un órgano de participación para que los niños tengan voz en el diseño de las políticas públicas.

El alcalde, Diego José Mateos, y la representante de Unicef, Amparo Marzal, daban un nuevo paso rubricando el compromiso. “Hoy, con la firma de este documento reafirmamos que desde el Ayuntamiento llevamos dos años trabajando en el cumplimiento de los requisitos y criterios establecidos por Unicef y, ahora, la ciudad es destacada como Entidad Local Reconocida, un paso más en la consecución de la denominación como ‘Ciudad Amiga de la Infancia”, afirmaba Mateos.

Marzal contestaba que estaba contenta por haber llegado “no a la fase final, sino al punto de partida”. Recordaba que en Murcia son ya más de quince los municipios que integran la red de ‘Ciudades Amigas de la Infancia’. Y destacaba el papel jugado por un histórico de Unicef en la ciudad, Andrés Meca, para la consecución de estos objetivos.

Mateos recordaba los pasos que se han dado en los últimos dos años. “Hemos puesto de manifiesto nuestro compromiso con esta iniciativa, hemos trabajado en la implantación de acciones para mejorar el bienestar de los niños, defender sus derechos, fomentar su participación y hacer de las ciudades entornos más habitables y, además, hemos impulsado el primer Plan de Infancia con la participación directa de los niños y adolescentes del municipio y la creación de un órgano de participación para que los niños tengan voz en el diseño de las políticas públicas”.

José Ángel Ponce, Diego José Mateos, Amparo Marzal, Andrés Meca y Antonia Pérez, tras rubricarse el acuerdo. Pilar Wals

Una herramienta que proporciona, admitía, un marco de participación para que los niños y adolescentes lorquinos puedan aportar y sentirse protagonistas en el diseño de las políticas públicas del municipio y para el cual ya trabajamos en la elaboración de su reglamento para dar voz, de forma plural y representativa, a niños y adolescentes tanto de la ciudad como de los barrios y pedanías, así como a colectivos y entidades que trabajan durante todo el año con la infancia y la juventud.

Y recordaba que “desde el Consistorio damos asistencia a través de los distintos programas municipales de cuidado y atención a la infancia a los menores de nuestro municipio que más lo necesitan a través de las becas comedor, ayudas para la compra de material escolar, respondiendo así a la demanda que nos plantean las diferentes familias en situaciones especiales, a través del área de Servicios Sociales”.

Destacaba la celebración, por segundo año consecutivo, del Pleno infantil, “coincidiendo con el Día Mundial del Niño, y durante los periodos vacacionales en los centros escolares, Navidad, Semana Santa y verano, ponemos en marcha, a través de la Concejalía de Igualdad, las ‘Escuelas para Conciliar y Coeducar’, con el objetivo de permitir a los padres compaginar su vida familiar y laboral y ofreciendo a nuestros niños un espacio donde siguen aprendiendo y divirtiéndose”.

Por último, insistía en que “estamos muy contentos de que la Fundación Unicef confíe en nuestro trabajo y la defensa de los derechos de los niños y adolescentes de nuestro municipio y seguiremos trabajando para ir cumplimentando todos los pasos y requisitos necesarios para ser finalmente reconocidos ‘Ciudades Amigas de la infancia’, pues desde este equipo de gobierno nuestro compromiso es trabajar por darles voz, no podemos olvidar que serán nuestro futuro, y debemos escucharlos, atenderlos y, por supuesto, dar cobertura a sus necesidades y prioridades”.