Kiosco

La Opinión de Murcia

Obras

Urbanismo obliga a reparar las fachadas en mal estado en Lorca

El menor flujo de tráfico por las calles con motivo de las vacaciones es aprovechado para realizar las obras que requieren cortar vías y a las que están obligados los propietarios de los edificios

Un obrero reparaba, en lo más alto de una plataforma elevadora, la cornisa de una casa de la calle Donis, este miércoles. | PILAR WALS

Los propietarios de viviendas en mal estado del casco antiguo de la ciudad están recibiendo órdenes apremiándoles de las reparaciones que tienen que acometer para subsanar daños en cubiertas, cornisas y fachadas. Las situaciones de especial riesgo se subsanan de inmediato, con el fin de evitar riesgos. «Es el caso de fachadas o aleros de los que se pueden desprender fragmentos susceptibles de caer a la vía pública. En ese caso, la intervención se ejecuta a la mayor brevedad, retirando todo el material suelto o en peligro de caer y se acordona la zona», afirmaba en declaraciones a LA OPINIÓN el concejal de Urbanismo, José Luis Ruiz Guillén.

El pasado año, señalaba, se cursaron desde el servicio de intervención urbanística del Ayuntamiento 238 órdenes de ejecución en las que se exigía la reparación de fachadas, limpieza de solares y vallado. Este año el número es también importante, ya que se está requiriendo el cambio del vallado de los solares. «Se está solicitando a los propietarios que sustituyan las vallas de chapa por ladrillos, en el caso de que la intervención en el solar no se vaya a realizar en un corto o medio plazo de tiempo», detallaba.

Pero, además, incluso se les está solicitando que eviten la colocación de puertas de acceso a sus solares, ya que se han multiplicado los robos, sobre todo, cuando estas son de hierro. Es el caso de lo ocurrido en un solar del recinto histórico.

Tras dos robos de la puerta de acceso a la parcela de la calle Fernando el Santo esquina con Zorrilla, se pedía al propietario que evitara instalar una nueva y que acometiese el cierre, con ladrillos, del hueco.

La calle Donis, perpendicular a Vicente Ruiz Llamas, permanecía cortada este miércoles por obras de reparación de la cubierta y fachada de una vivienda en ruinas. Un operario llevaba a cabo las tareas desde primera hora de la mañana. Los trabajos precisaban de una plataforma elevadora que por la estrechez de las calles de la zona se veía obligada a entrar en dirección contraria por la Plaza de la Concordia.

Drones para supervisar

En unas semanas se celebrará la Feria y Fiestas de septiembre que reunirá en la Feria de Mediodía a cientos de personas en las principales calles del casco antiguo de la ciudad. El tránsito de lorquinos y visitantes será continuo por todas las vías del recinto histórico, por lo que la pregunta al concejal de Medio Ambiente era obligada sobre una revisión general de todo el conjunto. Sin embargo, el edil indicaba que no se hará de forma específica, «porque las inspecciones son continuas no solo en el casco antiguo». Estas se hacen incluso con drones que supervisan desde lo más alto el estado de deterioro que pueden presentar los inmuebles.

Las revisiones también se suceden, determinaba, cada vez que se producen episodios de lluvias y de viento. Y se requiere a sus propietarios el arreglo inmediato. Si no actúan en el plazo previsto es el Ayuntamiento quien realiza las obras de forma subsidiaria reclamando posteriormente al propietario los costes de las mejoras realizadas, concluía el edil.

Compartir el artículo

stats