La época estival coincide con la revisión periódica de mantenimiento y limpieza de las fuentes municipales de Lorca. La Concejalía de Sanidad, a través de una empresa especializada, realiza las labores de prevención y control de aparición de legionelosis en las 68 fuentes ornamentales con que cuenta el término municipal.

Los trabajos se acaban de dar por finalizados, afirmaba el concejal de Sanidad y Consumo, José Ángel Ponce, que señalaba que en las últimas semanas se realizaba la limpieza y controles periódicos de las fuentes, con el objetivo de cumplir con los requisitos sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis en sus aguas.

Los controles se han ejecutado en 65 fuentes ornamentales, 38 centros escolares, ocho instalaciones deportivas y cuatro albergues municipales “con riesgo de legionelosis existentes, conforme a las exigencias contempladas en el Real Decreto 865/2003”.

Los resultados de los análisis, especificaba el edil de Sanidad y consumo, han sido favorables. Es decir, “establecen la ausencia de legionela en todas las fuentes. Y, de entre los trabajos habituales que se realizan destacan el control del cloro y PH, así como la revisión integral, la limpieza y desinfección y el análisis de muestras en laboratorio y, en función, de la calificación de las mismas se establece la periodicidad de dichos trabajos. Por ejemplo, en las fuentes más proclives los controles de cloro y PH son diarios, las revisiones mensuales y las limpiezas y los análisis trimestrales”.

El edil recordaba que la legionela “es una enfermedad bacteriana presente de forma habitual en aguas superficiales de lagos, ríos o estanques pero que no produce contagio al beberla, en cambio, si se puede contraer debido al mantenimiento inadecuado de estos espacios puesto que la bacteria se dispersa por el aire y, por ello, desde el Ayuntamiento llevamos a cabo todas las revisiones y actuaciones necesarias para garantizar la seguridad de nuestros vecinos”.