San Javier «quiere ser una ciudad amigable con las personas mayores y una muestra más de ello es la puesta en marcha del servicio de comidas a domicilio para personas mayores en situación de vulnerabilidad social, que lleva a cabo la Concejalía de Derechos Sociales», indican desde el Ayuntamiento de la localidad en un comunicado de prensa.

La concejala del área, Estíbaliz Masegosa, daba a conocer este miércoles este servicio, subvencionado por la Comunidad Autónoma a través de la Dirección General de Servicios Sociales y Relaciones con el Tercer Sector.

Se trata de una iniciativa enmarcada en los proyectos de refuerzo para las prestaciones básicas de Servicios Sociales de atención primaria con la que hacer frente a situaciones extraordinarias derivadas de la pandemia, con una cuantía de 30.000 euros, afirman desde el Consistorio.

«La pandemia, más concretamente el confinamiento, sacó a la luz problemas que no eran visibles antes, como la mala alimentación llevada por algunas personas mayores derivada de la situación de aislamiento o soledad no elegida», detallan desde el organismo que dirige José Miguel Luengo. «Esto motivó a la Concejalía de Derechos Sociales a buscar una forma de ayudarles», añaden al respecto. 

Estíbaliz Masegosa manifestó que «es una experiencia piloto en San Javier que está en funcionamiento desde el pasado julio hasta noviembre».

Sobre los beneficiarios, comentó que «hay 34 usuarios del servicio que son derivados por las propias trabajadoras sociales, que detectan esta necesidad en coordinación con los médicos de familia para tratar de que la alimentación de las personas mayores sea la adecuada a las condiciones de salud en la que se encuentren».

El servicio está funcionando en San Javier y en las pedanías de La Manga, El Mirador y Santiago de la Ribera