Las obras de San Antonio se reanudaban este lunes en la zona más inmediata al Instituto de Educación Secundaria San Juan Bosco. Allí, con maquinaria especializada se cortaba la calzada con el fin de abrir una zanja para canalizar servicios. Obreros en la calle Alfarería, pero también en el lugar que ocupaba la rotonda de San Antonio que coronaba una fuente que se recuperará. La primera jornada de trabaja la destinaban los técnicos a plantear las distintas actuaciones de las próximas semanas, como apuntaban en declaraciones a LA OPINIÓN.

La Consejería de Fomento e Infraestructuras anunciaba hace unos días que este lunes se retomarían las obras de regeneración urbana del barrio de San Antonio con la terminación de las tres rotondas y los carriles auxiliares. La actuación, con una inversión de 4,2 millones de euros, supondrá una mejora de la movilidad y seguridad vial en uno de los principales accesos de Lorca desde la A-7.

La entrada en funcionamiento del subterráneo de San Antonio ha eliminado el intenso flujo de tráfico que soportaba la rotonda, haciendo más ágil y fluido el tránsito de vehículos por la antigua carretera de Granada que no encuentra ahora impedimento alguno. Las obras arrancaban en la rotonda de la calle Alfarería y seguirán con la de San Antonio y Camino Viejo del Puerto. Esta última inicialmente era partida, pero finalmente los técnicos determinaron que sería completa, lo que mejorará sustancialmente el proyecto original, apuntaban desde la Consejería de Fomento e Infraestructuras.