Lo compré a comienzos de los años 70, cuando vine de Francia. Aquí tenía tápenas”, recordaba anoche José GabarrónEl Chupao’, durante la inauguración de la gran zona de ocio que se ha construido en lo que eran sus tierras en La Campana. Pero mucho antes, también había cedido al pueblo el espacio necesario para el consultorio médico y para el local social.

‘El Chupao’ llegaba mucho antes de que comenzará la inauguración y tocado con su habitual sombrero y ayudándose de su cayado recorría palmo a palmo el nuevo parque. “Ha quedado muy bonito”, contaba a LA OPINIÓN mientras echaba un vistazo a los árboles. “Estos en poco tiempo darán sombra, porque tienen algunos años”. Y mostraba cierta preocupación porque los bancos estuvieran anclados al suelo. “Así no se pueden mover para ponerlos donde haya sombra en cada momento”.

Antonio Navarro, Diego José Mateos, José Gabarrón ‘El Chupao’, Sandra Serrano y María Dolores Ruíz Díaz. Pilar Wals

Recordaba cuándo adquirió las tierras “hace ya muchos años”. Aún guarda para sí un amplio terreno en el que cultiva unos 300 granados. “Este año están preciosos con lo que ha llovido. El campo está mejor que nunca. Aún queda para recoger las granadas, pero creo que habrá buena cosecha”, relataba. Y se emocionaba al saber que este amplio espacio llevará su nombre. Así se lo hacían saber la pedánea de La Campana, Sandra Serrano, y el alcalde, Diego José Mateos, durante la inauguración del parque. Pero quizás lo que más satisfecho le hizo sentirse fue conocer que la zona de barbacoas y picnic se denominará ‘Andrés Gabarrón’ en memoria de su hijo, fallecido hace ocho años. Su viuda, María Dolores Ruiz Díaz, mostraba su alegría por poder pasear por un lugar que lleva el nombre de su esposo al que contaba no “olvido”, mientras mostraba la cadena que al cuello lleva con una fotografía de él.

Los más pequeños estrenaron la zona infantil con columpios, tobogán, balancín y arena lavada. Pilar Wals

Pero no serán los únicos vecinos de La Campana que serán homenajeados en este espacio tan especial para los campaneros. La pedánea contaba que la pista deportiva se llamará Francisco Luis Díaz López ‘Francis’. “Era un joven que falleció hace 22 años muy deportista y que entrenaba a voleibol a las mujeres. Todos los años le dedicamos un torneo de fútbol sala”.

El parque infantil estará dedicado a una joven luchadora. “Se llamaba Raquel Gallego Silvente. Fallecía después de una larga enfermedad. Bien se merece que todos recordemos su lucha y la de sus padres. Es una forma de que siga con nosotros cada día”, aseguraba Sandra Serrano. Y la zona de hormigón donde se celebrarán las fiestas patronales y otras celebraciones se llamará Andrés Gabarrón. “Hizo mucho por el pueblo”, añadía la pedánea de La Campana. La petición de los vecinos deberá ser refrendada en el próximo Pleno de la corporación municipal.

Durante la inauguración de la gran zona de ocio el alcalde agradecía a José Gabarrón “la donación de los terrenos”. Recordaba que “gracias a él los jóvenes y no tan jóvenes del pueblo han podido jugar en el campo de fútbol. Y, ahora, en el parque de juegos, la zona de ocio, el circuito biosaludable…”.

María Ángeles Mazuecos y María Dolores Chumilla probaron en presencia de José Luis Ruiz Guillén el aparato de surf que refuerza la función cardíaca y pulmonar y mejora la coordinación, circulación y el sistema digestivo. Pilar Wals

La pandemia, admitía Mateos, retrasaba los trabajos y la apertura del que “es mucho más que un parque, porque cuenta con 5.300 metros cuadrados repartidos en distintos espacios y con casi medio centenar de árboles que permitirán dotarlo de sombra”. Hacía referencia a que el antiguo campo de fútbol “estaba en desuso” y los vecinos decidían “transformarlo en lo que hoy es un espacio multiusos que cuenta incluso con barbacoas y zona de picnic”. Y les pedía que “lo disfrutéis, pero también lo cuidéis”.

Por último, solicitaba a los más de medio centenar de vecinos que acudían al acto que agradecieran a José Gabarrón con un aplauso su aportación que beneficiará no solo a los vecinos de la pedanía, sino también a los visitantes que durante el verano eligen este enclave del municipio para hacer más llevaderas las intensas temperaturas que en este lugar son “mucho más llevaderas”.

Los más pequeños corrían a la zona infantil, con arena lavada, para disfrutar de tobogán, columpios y balancín, mientras algún mayor, entre los que estaban la edil de Cultura, María Ángeles Mazuecos; la de Servicios Sociales, María Dolores Chumilla; y el de Medio Ambiente, José Luis Ruiz, probaban los aparatos del circuito biosaludable y, en concreto, el elemento llamado surf que refuerza la función cardíaca y pulmonar y mejora la coordinación, la circulación y el sistema digestivo.