Kiosco

La Opinión de Murcia

Tribunales

Hurtado, tras ser condenado a 15 meses de cárcel: "Llevo 20 años sufriendo ‘la pena del telediario’"

El exalcalde de Ceutí replica que "lo que está en juego es mi dignidad" y anuncia que recurrirá la sentencia por prevaricación administrativa en el contrato para adjudicar las obras del polideportivo de la localidad

El exalcalde entrando a la Audiencia Provincial en una de las sesiones del juicio. | JUAN CARLOS CAVAL

El exalcalde de Ceutí durante más de dos décadas, Manuel Hurtado, ha sido condenado a 15 meses de cárcel por un delito de prevaricación al adjudicar las obras del polideportivo del municipio.

La sección 2 de la Audiencia Provincial de Murcia, en sentencia notificada este lunes, condena a Manuel Hurtado a 15 meses de prisión, 2.250 euros de multa y 15 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito de prevaricación administrativa.

Los hechos por los que ha sido condenado ocurrieron hace casi 20 años. El polideportivo en cuestión se inauguró en diciembre de 2003. Antes, la contratación y el precio de la reforma de la infraestructura se habría cifrado en casi 1,9 millones de euros, de forma personal entre Hurtado y los representantes de la empresa. No hubo registro de entrada en el Ayuntamiento.

La Fiscalía pedía para el exregidor cuatro años de prisión «por el concurso ideal de delitos de prevaricación, fraude, falsedad en documento público y fraude de subvenciones», ya que «adjudicó verbalmente» las obras del complejo deportivo de la localidad, eludiendo a sabiendas todo tipo de procedimiento administrativo.

En la obra no existió expediente de contratación ni se documentó la ejecución, como es preceptivo

decoration

Insiste el Ministerio Público en su calificación previa en que «en el desarrollo de tal obra pública, no solo no existió expediente de contratación, sino que tampoco se documentó la ejecución en el año 2003 como es preceptivo: ni se acreditó la disponibilidad de terrenos previa a la ejecución, ni acta de replanteo, ni certificaciones de obra coetáneos a su ejecución efectiva, ni documentos de control de obra ni acta de recepción, ni dirección de obra y supervisión alguna durante su ejecución por técnico municipal».

«Nosotros en el programa electoral del año 2003 llevábamos la construcción de este complejo. Se le dijo a los técnicos que hicieran el proyecto», destacó Hurtado en su declaración. «Según creo recordar, se hizo por un sistema sin publicidad, no manejo muy bien los términos esos. Se presentaron ‘equis’ empresas. Yo al mismo tiempo era senador y tenía bastante trabajo también ahí, tenía casi todo delegado en el Ayuntamiento. Hicieron el proyecto y después la Junta de Gobierno aprobó, con lo que habían dicho los técnicos», manifestó.

«He sido una persona que he ido delegando todas las funciones, porque no me creía ningún Superman, sino una persona que tenía vocación de servicio por su pueblo», declaró.

«Me pasarían el contrato como me han pasado cientos de papeles a firmar», argumentó, al ver su rúbrica en los documentos del contrato que le mostraron en la sala. «Es que el contrato lo hacen los servicios administrativos, y a mí me pasaban toda la mañana un ‘atajo’ de papeles... Yo lo que hacía era firmar, porque creo que el funcionario me lo va a hacer lo mejor posible».

«La pena del telediario»

Hurtado, que reconocía ayer a esta redacción haberse enterado de la sentencia a través de los medios, habla de un «asunto personal»: «Es una cuenta pendiente que tiene el PP, que son los únicos que han llevado el caso adelante». El antiguo regidor prepara ya un recurso al Supremo. «Yo estoy jubilado desde hace tiempo y la inhabilitación no me afecta, la multa tampoco es un problema, lo que está en juego es mi dignidad, y llevo 20 años sufriendo ‘la pena del telediario’», concluía.

Compartir el artículo

stats