El patio porticado del Palacio de Guevara mostrará medio centenar de bonsáis en una exposición que tendrá lugar entre los días 26 y 29. Las jornadas incluirán un completo programa de actividades con demostraciones de paisajes en roca, talleres de cerámica Rakú y consejos de diseño, modelación, alambrado y plagas de un maestro en este arte japonés, afirmaba la edil de Cultura, María Ángeles Mazuecos, durante la presentación este miércoles.

El arte del bonsái en la ciudad tiene una gran tradición, como aseguraba el presidente de la Asociación de Amigos del Bonsái, Tomás López Hernández, que recordaba que ya en los años 80 la ciudad contaba con una organización que decayó, pero que volvió a resurgir años después bajo el nombre actual. “En Lorca se han celebrado varias exposiciones nacionales y una europea, que alcanzaron tal interés que contamos con ejemplares autóctonos de Estados Unidos e incluso de Sudáfrica”, detallaba.

Entre los participantes en las jornadas que se celebrarán estará el presidente de la Asociación Nacional de Bonsáis, Juan Gómez Hernández, que ofrecerá un taller de mantenimiento de bonsáis. También habrá demostraciones de Shuihan Penjing (paisajes de bonsái), que llevará a cabo el propio Tomás López. Y entre los más peculiares, un taller de cerámica Rakú a cargo de José Antonio Guerao Navarro.

En este taller, explicaba López Hernández, se podrá conocer la técnica del esmaltado de cerámica. “Los resultados son magníficos. Se cuece a poca temperatura, por lo que todos podemos ponerlo en práctica”, animaba. También habrá una especie de consultorio médico de bonsáis al que podrán acudir los que tengan dudas en cuanto a diseño, modelación, alambrado y plagas. “El maestro Jaume Canals intentará resolver los problemas que se le planteen en cuanto a ejemplares que podrán traer los participantes hasta el Palacio de Guevara”.

Entre los bonsáis que acudirán a la muestra destacaba que habrá algunos centenarios. “Son de especies autóctonas”. Insistía en que en Lorca existe una de las mejores colecciones de bonsáis de España con ejemplares que pueden superar ampliamente los 12.000 euros. Ambos, invitaban no solo a los amantes de este arte a participar de la exposición y jornadas que están abiertas para todos los públicos.