El vicealcalde, primer teniente de alcalde y concejal de Turismo, Economía, Industria, Comercio, Artesanía, Limusa y Aguas de Lorca, Francisco Morales, cobra un sueldo de 51.000 euros “pese a que no está cumpliendo siquiera con sus mínimas obligaciones en el Ayuntamiento”. Así de contundente se mostraba este martes la concejal del Partido Popular Belén Pérez quien exigía la “retirada inmediata del sueldo” mientras argumentaba que “solo ha asistido a 9 de las 47 últimas juntas de gobierno local”.

La edil insistía en que los datos que ofrecía y que mostraba en un cuadrante con ‘equis’ en rojo de gran tamaño señalando las ausencias del vicealcalde a la Junta de Gobierno Local constituyen un “verdadero bochorno y un escándalo”. Y apuntaba que los socialistas compraron la Alcaldía a cambio de una serie de “privilegios, cargos y sueldos”. Esta situación se sucede, aportaba, cuando Lorca sufre los “peores índices de criminalidad de su historia, más del 30 por ciento de las familias están en riesgo de pobreza y los salarios más bajos de toda España”.

El vicealcalde mostraba su asombro “ante las continuas mentiras e intentos de malmeter de un PP no centrado en realizar propuestas constructivas y útiles para los lorquinos en este contexto de crisis sanitaria con graves consecuencias económicas y sociales”. Sobre su no asistencia a las juntas de gobierno local apuntaba que “los puntos de los órdenes del día de las juntas de gobierno se consensuan entre los dos partidos que conformamos el gobierno, Ciudadanos y Partido Socialista, con la total confianza de que si Ciudadanos no está presente, se tomarán las decisiones previamente acordadas y viceversa”.

Respecto a su sueldo señalaba que “lo que sí escandaliza a los lorquinos es que un concejal de la oposición como los del PP de Lorca (Fulgencio Gil Jódar, Ángel Ramón Meca Ruzafa y Rosa María Medina Mínguez -esta última teniendo además otra ocupación laboral- y estando al 75 por ciento María Teresa Martínez Sánchez y María Belén Pérez) cobre lo mismo que un concejal de Gobierno con hasta seis áreas de gestión como las que yo ostento, más que mi presencia o no en una junta de gobierno concreta de tantas muchas”.

Y añadía que “nosotros tampoco vemos al portavoz del PP de Lorca, Fulgencio Gil, todos los días en su grupo municipal, hasta muchas veces nos dicen que ni se le ve en el Ayuntamiento, pero ésta es una cuestión que no nos preocupa porque entendemos que un representante del Consistorio estará ocupado en atender las necesidades de sus vecinos como mejor considere desarrollando la actividad municipal”.

Por último, arremetía contra la edil del PP que denunciaba su ausencia de la junta de gobierno: “Cuando el PP estaba en el gobierno no hacía nada o si hacía algo era, por ejemplo, casar perros”.