La Plaza de Campoamor de Alcantarilla vuelve a abrir al público tras las obras de remodelación que empezaron en verano y que han consistido en la instalación de una nueva fuente de superficie con cinco chorros de agua, nuevos bancos de madera y más papeleras.

También estrena el parque iluminación, con 19 farolas LED, espacios verdes remodelados y saneados, pavimento de adoquines y se ha mejorado la accesibilidad desde la Calle Mayor, así como el arreglo de las escaleras laterales hasta la plaza de la Inmaculada.

El alcalde de Alcantarilla visitó hoy la plaza durante la reapertura y destacó que “era un objetivo principal que las obras acabaran antes de Navidad para tenerlo disponible, que los vecinos puedan disfrutarlo durante estas fiestas y, por supuesto, durante todo el año, ya que es un espacio emblemático de nuestra ciudad, el preámbulo de la iglesia de la Asunción y de la plaza de la Inmaculada, que tanta actividad acogen”.

Esta es la segunda fase del proceso de transformación de la plaza y forma parte del Plan de Obras y Servicios 2020-2021, dotado con un presupuesto de 281.000 euros. En 2019 el Ayuntamiento ejecutó la primera fase de la renovación, con la creación de nuevas zonas de juego infantil, iluminación LED y bancos.

La Plaza de Campoamor une la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que preside la Plaza de la Inmaculada, con la Calle Mayor de Alcantarilla. Las dos torres de la iglesia son el telón de fondo y el signo de identidad de todo el barrio de Campoamor.